La Justicia de Alemania descarta el delito de rebelión

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein descartó el delito de rebelión en el proceso de extradición a España del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. Según explicó el tribunal en un comunicado, la imputación de delito de rebelión es “inadmisible” por no cumplirse el requisito de violencia, si bien estimó que sí puede ser aceptado el delito de malversación de fondos públicos, por lo que el proceso para una eventual extradición sigue adelante. La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de una persecución política y apunta que con la malversación de fondos públicos “al perseguido se le imputa un cargo concreto castigado también por la legislación alemana, no por sus ideas políticas”.

El tribunal explica que por “motivos jurídicos” no puede contemplarse una extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español, ya que “los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania” según el Código Penal de ese país. El delito que podría ser equiparable en Alemania es el de “alta traición”, pero no puede aplicarse al no cumplirse el requisito de la violencia. A juicio de la Audiencia alemana, Pugidemont, “como impulsor y defensor” del referéndum debe ser responsable de los actos de violencia, pero éstos, “por su naturaleza, extensión y efecto”, no tenían capacidad como para “someter al Gobierno a una presión tal que se hubiera visto obligado a capitular ante las exigencias de los violentos”.

La Fiscalía de Alemania está estudiando si puede interponer un recurso contra la decisión de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, y así se lo ha comunicado a España, según fuentes fiscales citadas por Europa Press.

La decisión de la justicia alemana de denegar la extradición de Puigdemont por rebelión impediría al Tribunal Supremo juzgarlo por ese delito, por lo que estudiará las opciones para impedir que sólo sea juzgado por malversación, entre las que está que se haga una nueva petición a Alemania con otros delitos que el juez Pablo Llarena descartó en su auto de procesamiento como sedición, organización criminal y desobediencia.

 

INDEPENDENTISTAS

 

Los partidos independentistas celebraron  la decisión de la Justicia alemana de poner en libertad de Carles Puigdemont y que éste no sea juzgado por rebelión. El portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, insistió en que Europa “ha dicho  a la causa catalana”. “Es un mensaje durísimo para la Justicia española. La Justicia europea ha dicho que el movimiento independentista catalán se basa en el civismo, nunca en la violencia”, añadió. Para el diputado de JxCat Josep Costa se ha demostrado que la Justicia española es “una anomalía europea”. El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, dijo que la decisión de la Justicia alemana cambia “de manera sustancial” las opciones de Puigdemont para ser reelegido candidato a la Generalitat.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, recordó en Twitter que él siempre había dicho que nunca hubo violencia por lo que el delito de rebelión es “totalmente infundado”. El diputado de ERC Sergi Sabriá dijo que se trata de “un nuevo revés para la injusticia española”. Carles Riera, de la CUP, señaló que la puesta en libertad de Puigdemont es “una victoria republicana. “Confirmémosla ya invistiéndolo”, añadió.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que la decisión de la Justicia alemana confirma que “no hay rebelión ni violencia”, sino “diferentes ideas que son legítimas”. Colau confío en que el juez Llarena “recapacite” y ponga en libertad a los líderes soberanistas presos en España. Xavier Domènech, de Catalunya en Comú, celebró que se haya “desmontado” la causa de rebelión contra el expresidente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar