La Fiscalía investiga los actos vandálicos de los CDR

 

La Fiscalía de la Audiencia Nacional anunció ayer a través de un comunicado que investigará si las acciones de los Comités de Defensa de la República “pudieran constituir delitos de rebelión, malversación y otros delitos contra el orden público” y que actuará “con contundencia” para llevar a sus autores ante la Justicia.

En la nota, la Fiscalía advirtió de que los cortes de carreteras, sabotajes de los peajes o las amenazas al juez Llarena “ponen en peligro no solo la paz pública y el orden constitucional, sino la misma esencia del sistema democrático” y señaló que, con el apoyo de la Fiscalía General del Estado y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad investigará estas conductas “más allá de las meras y concretas acciones individuales”.

“No puede obviarse el hecho de que con su actuar lo que se pretende es la subversión del orden constitucional, amparando y ensalzando con violencia a personas judicialmente investigadas por los más graves delitos que pueden darse en un Estado social y democrático de derecho, como es la rebelión”, dice el texto.

En las últimas horas los activistas, llamados a la acción a través de Twitter, han ocupado varios peajes de la AP-7 y la C-32, donde ayer cortaron por completo el tráfico a la altura de Sitges, y levantaron las barreras para permitir el paso de vehículos sin tener que pagar, en plena operación retorno de las vacaciones de Semana Santa.

 

PREOCUPACIÓN POR LA VIOLENCIA EN CATALUÑA

 

 

 

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió ayer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “que es quien gobierna en Cataluña” en virtud del artículo 155 “que por favor garantice la seguridad y movilidad de todos los catalanes” puestos en jaque por los “comandos separatistas violentos”.

También el líder del PSOE, Pedro Sánchez, reclamó a las autoridades que garanticen la “seguridad necesaria” ante los “actos vandálicos” de los CDR. “Nos preocupa y mucho la violencia en Cataluña, que no sólo sufren muchos ciudadanos en forma de cortes de carretera y otros, sino también compañeros del PSC”. El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, pidió a los Mossos que “pongan coto” a los “actos insurreccionales” y advirtió del peligro de un “enfrentamiento civil”.

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, consideró que los CDR son la herencia que deja el procés” y comparóla “semiviolencia y altercados” de estos “grupúsculos” con la kale borroka, al tiempo que criticó la pasividad de algunos “cuadros intermedios” de la policía autonómica que, dijo, “está para impedir estas cosas”. No obstante, según apunta ABC, el Ministerio del Interior defendió el “buen trabajo” de los Mossos que “hace días se emplearon con contundencia por orden de sus mandos para reprimir las algaradas callejeras” y explicó que se ha decidido no emplear la fuerza contra los CDR en las autopistas “porque las consecuencias de una operación como esa habrían agravado la situación para los ciudadanos”. Fuentes del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido destacan la “plena sintonía y excelente colaboración” con el jefe de la Policía autonómica, Ferrán López.

La CUP reaccionó al comunicado con un llamamiento en su cuenta oficial de Twitter a detener la “criminalización del pueblo”. “Nosotros con los CDR y su lucha popular, masiva y no violenta”, prosigue el tuit. También el diputado de JxCat Quim Torra animó a los ciudadanos a unirse a las acciones de los CDR.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar