Puigdemont, en prisión y a la espera de ser trasladado a España

 

 

El tribunal de primera instancia de Neumünster decidió mantener en prisión preventiva al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont hasta que el tribunal de Schleswig resuelva la euroorden dictada por el Tribunal Supremo el pasado viernes. La decisión se adoptó a petición de la Fiscalía tras apreciar “riesgo de fuga”. El auto judicial recuerda que el tribunal “no puede garantizar que el perseguido permanecerá en la República Federal el tiempo que dura el proceso”, a lo que se suma que el proceso de entrega en Bélgica, donde tiene residencia, “podría ser más favorable para el detenido, lo que podría suponer un incentivo para marcharse a Bélgica”. Según el tribunal, “no hay aún evidencia” de que la euroorden “no esté justificada”, cuestión de que, en última instancia, deberá determina el fiscal. El fiscal general de Schleswig, Georg-Friedrich Guentge, consideró “poco probable” que se tome una decisión sobre su extradición esta semana.

Puigdemont compareció ayer ante la juez instructora de Neumünster, el tribunal de primera instancia más próximo a la prisión donde fue conducido tras su detención en un área de servicio de la autopista A7, a 40 kilómetros de la frontera con Dinamarca. La vista se centró en confirmar su identidad y para que expusiera sus objeciones a ser extraditado.

Jaume Alonso-Cuevillas, abogado del expresidente catalán, dijo que el tribunal alemán se limitó a realizar un “análisis meramente formal” de la documentación de la euroorden del Tribunal Supremo para verificar si cumple con las formalidades necesarias.

El portavoz de la canciller alemana, Steffen Seibert, insistió ayer en que España “es un Estado democrático”. “El conflicto catalán debe resolverse de acuerdo con el orden legal y Constitucional español”, dijo. La ministra alemana de Justicia, Katharina Barley, dijo que los pasos a seguir respecto a la euroorden competen al ámbito “estrictamente judicial”.

Por otro lado, la Fiscalía de Bruselas informó ayer de que los exconsejeros catalanes huidos en Bélgica Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret se han puesto a disposición de la justicia del país, si bien decidió no citarles por el momento a comparecer ante el juez por considerar que “no existe riesgo manifiesto de fuga”.

Mientras, el abogado de la exconsejera Clara Ponsatí aseguró que su defendida se entregará “probablemente el miércoles” a la policía escocesa de Edimburgo, y anunció que recurrirá la orden de extradición a España por considerar que se trata de una “persecución política”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar