Concentraciones de protesta en Barcelona

Miles de personas salieron ayer a las calles de Barcelona para protestar contra la detención de Carles Puigdemont y exigir su puesta en libertad. Alrededor de 55.000 personas, según datos facilitados por la Guardia Urbana, se sumaron a las protestas convocadas por Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana frente a las sedes del consulado alemán y la Comisión Europea.

Horas más tarde, cientos de personas convocadas por los autodenominados Comités de Defensa de la República se concentraban frente a la Delegación del Gobierno. En este último punto, los Mossos d’Esquadra intervinieron con material antidisturbios para desalojar a los concentrados, lo que derivó en enfrentamientos que se prolongaron durante más de cuatro horas por las calles adyacentes y se saldaron con nueve detenidos y un centenar de heridos leves, entre ellos 13 agentes de la policía autonómica.

Manifestaciones de protesta similares se repitieron ante las sedes de las subdelegaciones del Gobierno en las distintas capitales catalanas, así como cortes de tráfico en la autopista AP-7 y otras carreteras.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar