Gobierno, PP, PSOE y Ciudadanos apoyan las actuaciones judiciales

Tanto el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, como el de Fomento, Iñigo de la Serna, fijaron ayer la posición del Gobierno respecto a los autos de prisión contra líderes independentistas dictados por el juez Llarena. “El Gobierno del Estado quiere que lo antes posible se constituya un Ejecutivo para la Generalitat”, pero que “cumpla la ley y atienda a lo que realmente les interesa a los catalanes”, declaró el titular de Interior.

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, aseguró ayer, por su parte, que “el procés ha fracasado por la contundencia del Gobierno” y los recursos judiciales que interpuso. El Ejecutivo, añadió Maroto, “no solamente ha hecho lo que le corresponde hacer sino que lo ha hecho bien”. “Los últimos titulares del procés es a ver quién se escapa hoy. A veces escapan a Escocia, a veces escapan a Bruselas, a veces escapan a Suiza. Eso es lo que están haciendo los que decían amar a Cataluña: salir corriendo y dejar todo aquello tirado”, recalcó el dirigente popular.

El PSOE considera que los separatistas han llevado a Cataluña al “desastre” y han pretendido situarse por encima de las leyes. Según el secretario general, Pedro Sánchez, los independentistas catalanes “dicen defender la democracia, pero continúan en su vía unilateral; dicen defender un frente común entre el conjunto de la sociedad catalana, pero siguen dando la espalda a la mitad de la sociedad que no piensa como ellos”.

En la misma línea, el secretario general de Ciudadanos, José María Villegas, lamentó ayer la falta de voluntad política de los independentistas para “normalizar” la situación. “Seguimos en el circo, seguimos sin voluntad política por parte de los separatistas de normalizar la situación y de tener un gobierno que trabaje por el bien de los catalanes”, indicó.

PODEMOS Y PNV, EN CONTRA

 

Pablo Iglesias consideró “indecente” que “mientras los corruptos disfrutan de la más escandalosa impunidad, dirigentes catalanes vayan a la cárcel o se exilien”. “Queremos a Cataluña en una España fraterna. El conflicto catalán se debe resolver políticamente, con diálogo y escucha, no a la fuerza”, insistió el dirigente de Podemos. El PNV, por su parte, calificó como “nefasta la actual judicialización de la política” y consideró que es el “mayor indicador del fracaso del diálogo político”. “Demandamos que las instituciones catalanas dejen de estar tuteladas por la judicatura española”, exigió la formación nacionalista vasca mediante un comunicado.

El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, considera, según destaca LA VANGUARDIA, que “la situación que se vive en Cataluña es muy preocupante y muy dolorosa”, y juzga “incomprensibles” los “encarcelamiento preventivos” de dirigentes independentistas. El abad pide en un comunicado un “diálogo sin humillaciones” entre Cataluña y España.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar