El Supremo envía a prisión a Turull, Forcadell, Rull, Romeve y Bassa

 

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena decretó el ingreso en prisión incondicional del exconsejero y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsejeros Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa ante el riesgo de fuga y de reiteración delictiva y a los que previamente había procesado por rebelión. En el auto, el juez considera que “a mayor gravedad del delito más intensa cabe presumir la tentación de la huida”, realidad que “se materializa respecto de una de las procesadas, que no ha atendido a la citación de este tribunal”, en referencia a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, que ayer huyó a Suiza y no compareció ante el Supremo.

El magistrado, que atendió a la petición que le formularon las acusaciones, estima que aunque los cinco procesados han acudido a las llamadas del tribunal, la investigación ha reflejado su “clara insurrección a las decisiones judiciales de las que se han desentendido de manera contumaz y sistemática”. Llarena expone que sin perjuicio de que algunos de los procesados hayan renunciado a su acta de diputado -Bassa y Forcadell- esto “ni despeja la posibilidad de que persista la determinación para impulsar los objetivos sin respeto a las normas penales, ni excluye que los procesados puedan realizar aportaciones a esa intención desde colaboraciones muy diversas diferentes de la actividad parlamentaria”.

En el auto de prisión, el juez deniega también la presencia de Turull en el pleno de investidura previsto para hoy, así como la asistencia a los plenos al resto de los parlamentarios que encarceló.

Turull, Romeva y Rull ingresaron en la cárcel de Estremera, donde ya pasaron un mes y dos días en prisión preventiva, mientras que Forcadell y Bassa fueron conducidas a la prisión de Alcalá Meco.

Tras conocer el auto de ingreso en prisión, Jordi Turull aseguró en Twitter que ha sido encarcelado “por haber sido leal al mandado” de quienes le “escogieron como representante del pueblo de Cataluña, al presidente, al Govern y al Parlament”. “Estoy bien porque estoy convencido de lo que he hecho, que ni es delito ni he hecho daño a nadie”, afirmó. El abogado del exconsejero pidió en su nombre que se mantenga el pleno de investidura previsto para hoy. Por su parte, Josep Rull subrayó en la red social que “hagan lo que hagan”, “la causa de Cataluña pervive con fuerza” y pidió que “el precio” de su compromiso “sirva para multiplicar el compromiso de todos”. También en Twitter, Raül Romeva indicó que ingresa en prisión “con la conciencia muy tranquila y la cabeza bien alta”, mientras que Dolors Bassa insistió en que no son “delincuentes”. “Nos encarcelan físicamente, pero no pueden encerrar nuestras ideas”, escribió Carme Forcadell.

Previamente, el juez Llarena emitió otro auto en el que procesa a 25 de los 28 imputados por el proceso independentista, a los que acusa de concertar un plan desde distintos ámbitos y de utilizar “el poderío de la masa” para hacer frente a una actuación policial cuyo cometido era impedir la celebración del referéndum del 1-O. Así las cosas, el juez procesó por rebelión y malversación al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, al exvicepresidente Oriol Junqueras, a siete exconsejeros, mientras que procesó sólo por rebelión a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, a la secretaria general de ERC Marta Rovira y a los ex líderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente. Al resto de los procesados el juez les acusa de delitos de desobediencia y malversación, mientras que el expresidente de la Generalitat Artur Mas, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal y la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia Neus Llovera no serán procesados.

El juez considera que el proceso soberanistas es “un ataque al Estado constitucional sin parangón en ninguna democracia de nuestro entorno” que puede estar “en desarrollo”. Según apunta, hubo “un concierto entre partidos políticos y entidades soberanistas para lleva a cabo la ejecución de un plan predeterminado con el objetivo de declarar la independencia de Cataluña” que arrancó hace seis años cuando Mas firmó con Junqueras un acuerdo para la transición nacional de Cataluña.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar