El Congreso da otro paso para derogar la prisión permanente revisable

 

El Congreso dio otro paso para derogar la prisión permanente revisable tras rechazar en un tenso y bronco debate las enmiendas a la totalidad de PP y Ciudadanos contra la iniciativa del PNV. Los textos del PP y de Ciudadanos fueron rechazados por 178 diputados de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias, mientras que la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, optó por abstenerse. La enmienda de los populares proponía ampliar los supuestos de aplicación de la prisión permanente, mientras que Ciudadanos abogaba por limitar el acceso a los beneficios penitenciarios. Desde la tribuna de invitados siguieron el debate los padres de Diana Quer, Marta del Castillo, Sandra Palo, Mari Luz Cortés, familiares de Yéremi Vargas y la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella.

El secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, apuntó que la prisión permanente revisable no busca “venganza”, sino que quiere la “protección de los más vulnerables de los crímenes más reprobables”. Bermúdez de Castro apeló a esperar al Constitucional y subrayó que este tipo penal cumple lo establecido en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), y resaltó que es una pena que se revisa, compatible con beneficios penitenciarios. Reprochó a Ciudadanos que se abstuvieran en la anterior votación, lo que propició la puesta en marcha de la derogación y finalizó con un reto a toda la oposición para que convenzan a las víctimas de estas “tragedias” de que están equivocados y que la prisión permanente revisable debe ser derogada.

Los grupos de la oposición acusaron a PP y Ciudadanos de utilizar el dolor de las víctimas. Así lo hizo el portavoz de Justicia del PSOE, Juan Carlos Campo, que señaló que en un contexto de “tristeza y desagrado” por la reciente muerte del niño Gabriel Cruz no debería haberse realizado este debate. Reiteró que la “víctimas, ni su dolor pueden ser utilizadas” para hacer política, y enfatizó: “Sin prisión permanente revisable, vencimos a ETA, con prisión permanente revisable, hemos tenido la muerte de Gabriel”.

Desde Ciudadanos, su portavoz, Juan Carlos Girauta, llamó a “no derogar en caliente” la norma y explicó que su formación trata de “reforzar el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas” en los casos de mayor gravedad. Consideró “absurdo” que se diga que la prisión permanente revisable no ha evitado la muerte del niño de Almería, y defendió que “las penas tienen otros fines como proteger a la sociedad, a las personas y la protección a las víctimas”.

Eduardo Santos, de Unidos Podemos, reprochó al PP que haga depender el cumplimiento de los derechos humanos de las encuestas. Dijo que la Justicia hay que hacerla con las víctimas, pero también con el “conjunto de la sociedad”, y subrayó que hay víctimas que piden que lo sucedido “no se convierte en rabia”, en referencia a Patricia Ramírez, la madre de Gabriel.

Tras el pleno, los familiares de las víctimas consideraron “lamentable” que el PSOE hiciera alusiones al crimen de Gabriel. “Estoy apesadumbrado y triste después de que se haya desenterrado a una víctima inocente”, dijo Juan José Cortés. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantuvo un encuentro al finalizar la sesión con los familiares de las víctimas y les prometió que intentará convencer “con diálogo y argumentos” de la necesidad de la prisión permanente revisable. Sobre su posible derogación, consideró que “no es una buena noticia para ningún español”.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó ayer, en declaración a La Sexta, en relación con la prisión permanente revisable, que si fuera presidente del Gobierno “nunca sometería a referéndum ninguna cuestión que tenga que ver con los derechos humanos”. Desde su formación, la diputada Carolina Bescansa pidió “perdón” a la sociedad española y a los familiares de las víctimas por el bronco debate que tuvo ayer lugar en el Congreso.

Desde el PSOE, su secretario de Organización, José Luis Ábalos, acusó a PP y Ciudadanos de “usurpar” el dolor de las víctimas, e insistió en que esta no era la semana para realizar el debate. También la portavoz socialista, Margarita Robles, acusó a PP y Cs de “utilizar y patrimonializar el dolor de las víctimas” en un “cálculo absolutamente electoral”. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero dijo ayer que la prisión permanente no nos hace “una sociedad mejor”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar