Rajoy condiciona las pensiones mínimas a la aprobación de los Presupuestos de 2018

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, condicionó las mejoras en las pensiones mínimas y en las de viudedad a la aprobación de los Presupuestos de 2018, que contemplarían estas posibilidades, además de incluir ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias. El jefe del Ejecutivo compareció en el pleno del Congreso para debatir sobre pensiones, donde insistió en que el sistema de la Seguridad Social es viable, pese a que se tienen que hacer reformas.

Rajoy abogó por que la comisión del Pacto de Toledo pase de las recomendaciones a las propuestas y adopte medidas que consideró urgentes, como avanzar en la compatibilidad de las pensiones con el trabajo, cerrar el déficit estructural de la Seguridad Social en pocos años o luchar contra el fraude.

Durante su discurso, Rajoy, que insistió en que no se deben rectificar las reformas de las pensiones de 2011 y 2013, y en que hay que seguir “avanzando sobre lo ya construido”, se comprometió, además de a mejorar las pensiones de viudedad y las mínimas, a adoptar medidas que favorezcan la natalidad y a destinar el excedente de la recaudación, tras pagar las pensiones, al Fondo de Reserva.

El presidente volvió a ofrecer a los partidos alcanzar un acuerdo a lo largo de la tramitación de las cuentas de 2018, que el Gobierno baraja aprobar en Semana Santa, aunque puntualizó que se debe tener en cuenta el margen de ingresos y de gastos. También señaló que su Gobierno piensa conservar el factor de sostenibilidad, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, y que recortará las pensiones iniciales de los nuevos jubilados en función del aumento de la esperanza de vida.

En otro momento, reiteró que mientras sea presidente del Gobierno mantendrá su compromiso de no congelar las pensiones al tratarse de una cuestión de Estado. “Las pensiones para nosotros son irrenunciables”, dijo, tras lo que añadió que están seguras “porque el Gobierno ha fortalecido su puntal que es el empleo”.

La oposición, en líneas generales, coincidió en reprochar a Rajoy la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas al subir solo el 0,25%, por debajo de la inflación. Al tiempo, le instaron a escuchar a los jubilados que volverán a manifestarse el próximo sábado.

La portavoz del PSOE, Margarita Robles, pidió al presidente del Gobierno que “se vaya” si no es capaz de gobernar. Robles, que criticó las propuestas de “trazo muy grueso” que, según dijo, planteó Rajoy, le reprochó que le parezca todo bien “porque no sale a la calle”. En otro momento, criticó el incremento de “dos euros al mes” y dijo que el Gobierno “se toma a cachondeo el Pacto de Toledo”. Posteriormente, el secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, desde Córdoba, avisó de que su partido no va a respaldar al Gobierno aprobando “unos Presupuestos que no van a resolver la cuestión de los pensionistas”.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, criticó a Mariano Rajoy que maneje las cuentas de España “igual de bien que maneja las de su partido”, al tiempo que le pidió respeto para los pensionistas que han salido a las calles a movilizarse. Iglesias añadió que la reacción ante la preocupación por las pensiones hayan sido “dos parches”, cuando garantizar las pensiones es un mandato constitucional ante el que no hay “excusas”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, advirtió al presidente del Gobierno que no entrarán en un “mercadeo electoral” sobre las pensiones y solo le apoyarán si plantea reformas para garantizar el futuro del sistema, que pasa por acabar con el trabajo precario y fomentar la natalidad. “Sin empleo digno, no hay pensiones dignas”, subrayó. Rivera, que pidió una bajada de impuestos “a los que menos cobran”, también criticó al presidente por el “inmovilismo” en su planteamientos, según dijo, así como por el tono triunfalista cuando se necesita, recordó, casi 4.000 millones de euros adicionales al año para hacer frente a los nuevos pensionistas.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, señaló que el problema del sistema público de pensiones “no se arregla con parches” a través de los Presupuestos, porque son “dos bolsas diferentes”. Insistió en que hay que hacer algo “urgente” para garantizar la sostenibilidad del sistema y que para volver al consenso el Gobierno debe dar “un paso atrás” en las decisiones que adoptó sobre este modelo.

Por otro lado, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, pidió al Gobierno que concrete las medidas que el presidente anunció para mejorar las pensiones y que explique el impacto presupuestario que van a tener. Sordo calificó de decepcionante e insuficiente la comparecencia de Rajoy en el pleno monográfico sobre pensiones en el Congreso, al asegurar que no ha respondido a la demanda social. Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, exigió a Rajoy que concrete cuánto está dispuesto a subir las pensiones mínimas y rechazó que el aumento se haga por vía fiscal. “Generar expectativas y no materializarlas en el cuánto no me parece muy razonable”, señaló.

Por otra parte, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se mostró convencida de que en primavera habrá acuerdo en el Pacto de Toledo si hay “·responsabilidad” y “voluntad” para lograrlo.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar