La madre de Gabriel pide que “no se extienda la rabia” en memoria de su hijo

Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, el niño de 8 años cuyo cadáver fue hallado el domingo en el maletero del coche de la pareja de su padre, pidió que la muerte de su hijo acabe en un mensaje positivo de las buenas acciones de la buena gente que se volcaron en la búsqueda de su hijo, y que se destierre la rabia y el odio. “Que no se extienda la rabia. Que pague lo que tenga que pagar, pero que lo que quede de este caso sean las buenas acciones que han sacado lo más bonito de la gente”, señaló en una entrevista en Onda Cero y posteriormente en un audio remitido a los medios de comunicación.

Posteriormente, Patricia Ramírez declaró en la COPE que conocía las sospechas sobre la mujer detenida, Ana Julia Quezada, pero que no podía decir nada por la investigación y que tenía la esperanza de “poder ablandarla y de que se viniera abajo” y dejara en libertad a su hijo. También pidió respeto para su exmarido, del que dijo “está destrozado”.

La autopsia reveló que Gabriel murió estrangulado el mismo día de su desaparición. La Guardia Civil trató ayer de reconstruir el crimen en los alrededores de Níjar (Almería) con la detenida, que permaneció muda en los interrogatorios. Además, los investigadores tratan también de aclarar la muerte en 1996, en Burgos, de una hija de cuatro años de Quezada, que cayó por una ventana.

Miles de almerienses acompañaron a la familia de Gabriel en la capilla ardiente que quedó instalada en la Diputación Provincial. Entre quienes presentaron sus condolencias se encuentran la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar