Desde Bruselas, el huido Puigdemont acusa al juez Llarena de “usurpar la función de la democracia”

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acusó ayer al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena de “usurpar la función que en democracia tiene el Parlament” por impedir que el candidato a president de JxCAT, Jordi Sànchez, encarcelado en Estremera, pueda ser investido el lunes. En una intervención telemática emitida en un acto del PDeCAT, celebrado en Vilafranca del Penedès (Barcelona), Puigdemont criticó la “injerencia” del juez y cuestionó su “legitimidad”. “¿De qué han servido las elecciones si el juez ha decidido? ¿Por qué un único juez, que no ha votado nadie, puede determinar si un diputado, que tiene todos sus derechos, puede ser o no presidente?”, se preguntó, tras dudar de que su decisión “sea más importante que la de dos millones de catalanes”.

El ex presidente catalán también cargó contra las autoridades europeas al interrogarse “¿cuánto durará esto en Europa?” y reclamó “una respuesta política” a la situación de Cataluña.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar