El Grupo Colmeiro abre un debate sobre el servicio público de agua

El Grupo Colmeiro ha dedicado varias horas a una intensa reflexión y debate sobre que
se plantea la situación en algunos gobiernos municipales que apuestan por la “re municipalización” del servicio público del agua.

Más allá de las diferentes posiciones ideológicas en torno a la gestión pública o privada de los diferentes servicios públicos locales, el objetivo de este debate es analizar las diferentes opciones desde diversas perspectivas.

En primer lugar, analizar hasta que punto es posible desde el punto de vista jurídico el denominado proceso de “remunicipalización” de los servicios públicos locales, y cuáles son, en su caso, los límites jurídicos.

En segundo lugar, analizar desde una perspectiva económica ambos modelos de gestión, a partir de los diferentes estudios existentes y de las diversas experiencias actuales. Finalmente, abrir un debate sobre la posible remunicipalización del servicio de agua, desde la perspectiva privada, pública y de eficiencia en la gestión.

El profesor de Derecho de la USC Javier Ferreiras ha sido el responsable de dibujar el marco legislativo en el que se debe situar este debate. Ferreiras ha dejado claro que es imprescindible apartar el elemento ideológico. Es absurdo, ha dicho, y puso como ejemplo el concello de Sanxenxo, gobernado por el PP y donde los servicios públicos están gestionados por el concello y el caso de Pontevedra, gobernado por el Bng y donde
gran parte de los servicios cuentan con la gestión externalizada.

El término remunicipalización significa cambiar el modo en que se gestionan los servicios urbanos de agua, esto es, sustituir la gestión indirecta (a través de concesiones o empresas de capital mixto) por una gestión directa llevada a cabo por los servicios municipales o por empresas de capital totalmente público.
Para el profesor de la Universidad de Zaragoza, Fernando Arbués, para poder decidir con criterio si es oportuno o no afrontar la “remunicipalización” de los servicios locales en general y del ciclo del agua en particular, es imprescindible conceder todo el protagonismo a los aspectos “tangibles” del proceso, que son los que determinarán si el cambio de un modelo a otro, además de viable resulta beneficioso económica y socialmente.

Porque el cambio en la forma de gestionar los servicios locales ni es un proceso homogéneo que pueda realizarse de modo automático siguiendo procedimientos ni es un proceso gratuito sino que lleva aparejados unos costes que no pueden pasarse por alto.

La profesora de Economía y vicerrectora de la Universidad de Barcelona, Amelia Díaz también es partidaria de apartar del debate posturas políticas e ideológicas y realizar un análisis de las variables de carácter económico, capacidad de gestión de los municipios, control por parte de los municipios de la gestión que realizan las empresas concesionarias.

La catedrática de la Universidad de Barcelona ha recalcado que los deferentes estudios muestran que, a priori, no puede afirmarse que una forma de gestion sea más eficiente que la otra ni que tenga una influencia directa sobre los precios. Es necesario analizar de forma rigurosa el coste de cambiar de una modalidad la otra.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar