Torrent pone fecha para la investidura del encarcelado Jordi Sánchez: lunes, 12

El presidente del Parlament, Roger Torrent, convocó para el próximo lunes 12 de marzo el pleno para la investidura de Jordi Sànchez, pese a que la CUP sigue negándose a sumar sus votos a los de JxCat y ERC para hacerla posible. Los diarios recuerdan que, para ser investido, Sánchez necesita al menos dos votos a de la CUP, o bien que Carles Puigdemont y Antoni Comín, ambos en Bélgica, renuncien a su escaño y dejen paso a otros candidatos de JxCat y ERC que sí pueden acudir al hemiciclo y votar. La diputada de la CUP María Sirvent dijo ayer que es “muy difícil” que su formación llegue a un entendimiento con JxCat y ERC antes del pleno del lunes, cuya convocatoria calificó de “imprudente”.

La negociación sobre la investidura de Sánchez, que sigue en prisión preventiva, puede verse alterada en función de lo que decida al respecto el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Precisamente, el propio Jordi Sànchez pidió ayer al Supremo y al Tribunal Constitucional que lo dejen libre o le permitan acudir a su investidura, tras lo que explicó que su voluntad y la de su grupo es respetar la “legislación vigente”. En un escrito, la defensa de Sánchez solicita a Llarena que lo deje en libertad provisional o le permita “acudir personalmente al debate de investidura” para garantizar así sus derechos y los de sus votantes.

Por otro lado la Mesa del Parlament ha pedido a los letrados que estudien la fórmula para pedir al Supremo permiso para que Sánchez pueda defender su investidura. El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, anunció que su grupo parlamentario promoverá una “querella criminal” contra Llarena si no deja en libertad a Sánchez o no le permita acudir al pleno.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, señaló desde el Senado la importancia de “dejar trabajar a los jueces” sin “amenazas” y “esperar a que exista una resolución” al respecto. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, instó al PDeCAT a terminar con el “espectáculo” que están protagonizando los independentistas y formar ya un Gobierno de acuerdo con la ley y con el que garantizó que está dispuesto a dialogar.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, criticó que el presidente del Parlament y la Mesa “estén al servicio de Puigdemont”, “pendientes todo el día” de sus peticiones.

La diputada socialista Eva Granados criticó a Ciudadanos por “querer usar el Parlament como un plató de televisión” tras la inadmisión por defectos de forma de una comisión de investigación sobre el espionaje político, solicitada por la formación naranja.

La portavoz parlamentaria del Catalunya en Comú-Podem, Elisenda Alamany, pidió a los independentistas una propuesta “definitiva” para la investidura.

El portavoz parlamentario del PPC, Alejandro Fernández, dijo que el Parlament no debe pedir un permiso para que Sánchez se pueda someter a la investidura, ya que si lo pide trasladará una imagen de “falta de neutralidad y objetividad”.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional evitó ayer pronunciarse sobre el recurso del Gobierno contra la investidura de Carles Puigdemont. Los magistrados posponen su decisión y, mientras mantienen las medidas cautelares que exigen que la investidura sea presencial.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar