Rajoy rechaza la “huelga a la japonesa” el 8-M

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró en el Senado: “No me reconozco en la afirmación de huelga a la japonesa que ha hecho algún miembro de mi partido”. Así respondió a la parlamentaria de Nueva Canarias María José López Santana, quien expuso las precarias condiciones laborales de las camareras de piso que, explicó, ganan “entre 2 y 3 euros por habitación”. “Dígale a una camarera de piso que haga una huelga a la japonesa, como piden algunos en su partido, y que en lugar de 40 camas haga 80 para defender los derechos de las mujeres”, le dijo al presidente, quien tras escucharla se desmarcó de la propuesta de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de responder a los paros y la manifestación convocados para mañana, 8 de marzo, trabajando más horas.

Rajoy recalcó el “respeto máximo y absoluto” del Gobierno a la jornada de movilizaciones y huelga en defensa de los derechos de las mujeres y la igualdad del 8-M y defendió las políticas del Ejecutivo en esta materia. “Yo esto me lo creo y me lo tomo muy en serio”, dijo, y aunque admitió que quedan “muchas brechas”, consideró que las medidas del Gobierno “van en la buena dirección”.

Durante la sesión del Senado, Rajoy dió respuesta a la intervencion de un senador de ERC y juez profesional.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, defendió que “cada uno celebre el 8 de marzo de la forma que considere mejor”. “El objetivo es unirnos, no dividirnos ni etiquetarnos las unas a las otras”, subrayó, y añadió que “la revolución femenina no es una revolución ideológica ni de sexos”.

Ayer los sindicatos UGT y CCOO llamaron a la movilización y estimaron que el 83% de las mujeres avalan la huelga. Sus máximos responsables, José María Álvarez y Unai Sordo, proclamaron ayer en Sevilla que “el discurso de la igualdad en la sociedad no está ganado, todavía pervive y hay que hacerlo irreversible”. Aclararon que la jornada del 8-M “no es partidista”, al tiempo que defendieron la “lucha política” en pos de “una sociedad igualitaria”.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar