La Xunta convoca de nuevo a los sindicatos de la Administración de Justicia

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, adelantó que la Xunta convoca de nuevo a los sindicatos de la Administración de Justicia con el objetivo de volver a negociar sobre todo los puntos objeto de controversia.

Así lo explicó durante una comparecencia parlamentaria, en la que dio cuenta de los pasos dados por la Xunta hasta el momento, así como de los detalles de la última oferta realizada a los sindicatos por parte de la Administración autonómica.

En este sentido, Rueda recordó que los representantes del Gobierno gallego no abandonaron nunca la negociación, y que mostraron siempre su voluntad de dialogar para llegar a un acuerdo y evitar así los perjuicios que se están causando a la ciudadanía en el ejercicio de sus derechos.

Es en esta misma voluntad de diálogo donde se inscribe la oferta del vicepresidente de incorporarse personalmente a las negociaciones siempre que se produzca una suspensión de la huelga -no una desconvocatoria- mientras se mantienen las conversaciones.

La Administración autonómica mantuvo hasta ahora un total de 12 reuniones mantenidas con los representantes de los trabajadores y ha realizada hasta 4 ofertas económicas, cada una superior a la anterior.

El Gobierno gallego cumple así lo encomendado por el Parlamento gallego, que en su acuerdo de diciembre establecía la necesidad de mejorar las retribuciones de los trabajadores y situarlas en el promedio del resto de comunidades autónomas.

Así, la última oferta económica puesta sobre la mesa asciende a 90 euros al mes para el personal gestor, 76 euros para el personal tramitador, y 68 para el personal auxiliar. Esto es, un promedio de incremento de 1.000 euros al año, una oferta que situaría de forma efectiva a Galicia por encima del promedio de lo que cobra el personal de estos cuerpos en España.

Hay que tener en cuenta que a este incremento se sumaría también el aumento que se aplicará a todo el personal empleado público, que según el Gobierno central será de hasta el 8% en los próximos tres años.

Durante la negociación, la Xunta también trató de ampliar los puntos de negociación de manera que redundaran en una mejora del servicio público, en beneficio de los trabajadores y también de la ciudadanía. Así, la última oferta no consiste sólo en una oferta económica, sino que también incluye otras mejoras como la consolidación de 36 puestos de refuerzo, cuyo coste supera el millón de euros; la reordenación de las plazas para incorporarlas a donde sea más necesario; o abonar el 100 por cien de las retribuciones en los casos de relevos de un cuerpo superior, a través de la modificación de la norma, previo dictamen de un experto que ya está encargado.

Se ofrecieron otras mejoras adicionales, como el incremento de los permisos de maternidad (de 16 a 20 semanas) y de paternidad (de 29 días a 5 semanas); el establecimiento de un complemento mensual por objetivos al funcionariado que trabaja en los juzgados de violencia de género, que puede llegar la 100 euros al mes; o la creación de 7 plazas de psicólogos en los servicios de atención a la víctima de las siete grandes ciudades.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar