El PSOE y la CUP ven inviable la candidatura de Jordi Sánchez

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, reiteró que la candidatura de Jordi Sànchez para presidir la Generalitat es inviable, puesto que está en la cárcel. Además, tachó de falso el paso dado por Carles Puigdemont, anunciando su renuncia a presidir el Govern. En su intervención ante el Consell Nacional del PSC – en el que se pudo ver la bandera española junto a la catalana por primera vez en 39 años, según resalta ABC- Iceta reclamó a la mayoría independentista que presente candidatos “viables” que puedan ejercer la presidencia “legalmente y en plenitud”.

En la misma línea, la diputada de Cs en el Parlament, Lorena Roldán, señaló que la candidatura de Jordi Sànchez no es más que una “estrategia del independentismo para alargar el procès” y denunció que los partidos soberanistas no quieran proponer un presidente que gobierne para todos los catalanes

 

LA CUP, CONTRA LA CANDIDATURA

 

 

El consejo político de la CUP decidió ayer rechazar la candidatura de Jordi Sánchez a la Generalitat de Cataluña, propuesta por JxCat. Así lo indicó en rueda de prensa el diputado de la CUP Vidal Aragonès, tras puntualizar que no se trata de un no a la persona de Jordi Sànchez, sino a una decisión política que implica “una sumisión total a la legalidad española” y “no afronta el sufrimiento” de los sectores más desfavorecidos de la sociedad catalana. “Decimos de una forma clara que, ni artículo 155, ni estabilidad presupuestaria, ni autonomismo. Si no avanzamos es que retrocedemos”, indicó Aragonès, que rechazó “el simbolismo” como eje vertebrador de la acción política y reclamó “políticas reales”.

Desde ERC, su portavoz, Sergi Sabrià, aclaró que Jordi Sànchez es el candidato propuesto por JxCat, y que sólo contará con el apoyo de los diputados republicanos si su nombre es acordado por las tres fuerzas independentistas. Sabrià negó, además, que su partido haya postulado a su líder, Oriol Junqueras, cuyo nombre “en ningún caso ha sido puesto sobre la mesa”.

Según recuerdan los diarios, si los cuatro diputados de la CUP no apoyan la investidura de Sànchez, los votos de JxCat y ERC no serían suficientes para conseguir su nombramiento, a no ser que los diputados independentistas que están en Bruselas, Carles Puigdemont (JxCat) y Toni Comín (ERC), renuncien a sus escaños y sean sustituidos por otros, lo que posibilitaría una investidura en segunda vuelta, con 66 votos a favor de JxCat y ERC, 65 votos contrarios (Cs, PSC, Comunes y PP) y las 4 abstenciones de la CUP. Sànchez, añaden, también podría ser investido en segunda vuelta si los comunes se abstienen.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar