La Xunta garantiza el abastecimiento de agua en cantidad y calidad

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado en la rueda de prensa del Consello, que la Administración autonómica está trabajando en una nueva normativa que garantice en todo momento el abastecimiento de agua en cantidad y calidad, refiriéndose así a la redacción de una Ley de medidas ante eventos de sequía u otras situaciones excepcionales y al impulso de un Plan especial para la mejora de la vigilancia de la calidad del agua de consumo humano.

“Hay una realidad que no podemos obviar y para la que debemos estar preparados”, ha aseverado en alusión a todas las administraciones competentes al tiempo que ha señalado que la Xunta pone a disposición un borrador de ley que incluye medidas muy diversas para planificar, debatir y pactar entre todos y con unos objetivos –ha asegurado– compartidos por todos.

Sobre este punto, el responsable del Ejecutivo autonómico ha afirmado que el primer objetivo de la ley será ordenar los recursos hídricos de la manera que más convenga al interés general, dándole prioridad al abastecimiento de agua para el consumo humano. Además de preservar las garantías sanitarias del agua en todo momento –especialmente ante la eventualidad de que una situación de sequía pueda alterar diferentes valores con repercusiones en la salud pública-; y garantizar la unidad de criterio y de acción en todo el territorio.

Para que estos tres objetivos se cumplan, Feijóo ha explicado que la nueva norma establecerá las medidas excepcionales a tomar en los períodos en los que se declare la sequía; y clarificará las competencias de cada administración, de manera que la Xunta pueda cumplir con sus competencias de salud pública y de protección y ordenación de los recursos hídricos, y los ayuntamientos con la responsabilidad de prestar abastecimiento y saneamiento a los vecinos.

Después de precisar que esta norma será aplicable en toda Galicia, con independencia de que la sequía se produzca en la Demarcación Galicia–Costa o en el ámbito de otro organismo de cuenca, el titular del Gobierno gallego ha subrayado que las medidas se agruparán en tres ámbitos: potenciar más intensamente el consumo racional, no solo por parte de las administraciones sino también primando siempre a los ciudadanos que menos agua consuman; garantizar la máxima fluidez de información entre las distintas administraciones, especialmente en las situaciones excepcionales; y protocolizar las medidas de ahorro cuando hay mayor escasez de agua, con el fin de dar una respuesta más rápida entre todos.

Plan especial para la mejora de la calidad del agua de consumo humano

En segundo lugar y con el objetivo de implementar las medidas más efectivas para velar por la calidad del agua y corregir deficiencias cuando se encuentren, Feijóo ha destacado la autorización del inicio de la tramitación de un Plan especial para la mejora de la calidad del agua de consumo humano. Una iniciativa que permitirá ampliar el ámbito de actuación de los programas de inspección de la Xunta, para incluir también en él las traídas de vecindario o las traídas no conectadas a redes municipales.

Esta medida permitirá, según concretó el titular del Gobierno gallego, un mejor control del agua con la inclusión de criterios más homogéneos para las administraciones local y autonómica; un mayor control del agua, especialmente en situaciones de riesgo como las que generan momentos de sequía; y, finalmente, más capacidad de acción ante posibles incumplimientos.

A partir de ahora, ha concluido, se abre un período de estudio con la Fegamp y con todos los agentes que puedan enriquecer el texto para alcanzar un consenso en el menor tiempo que sea posible.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar