La vicepresidencia del Banco Central Europeo, para España

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, eligieron al ministro de Economía, Luis de Guindos, para ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). La decisión se tomó por consenso, después de que el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, anunciase a su llegada a la reunión que retiraba a su candidato y único rival para el cargo, el gobernador de su banco central nacional, Philip Lane. El presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, hizo el anuncio en su cuenta de Twitter, poco después de que se cerrase la elección. De Guindos tendrá que asumir su cargo en Fráncfort el próximo 1 de junio.

La decisión será confirmada hoy por los países de la Eurozona durante el Consejo de Ministros de Economía de la UE (Ecofin.). De Guindos sustituirá en el comité ejecutivo de la institución emisora y supervisora de la banca de la eurozona al portugués Vitor Constancio, cuyo mandato termina el 31 de mayo, por un periodo de ocho años no renovables.

La Eurocámara organizará una audiencia púbica con De Guindos el 26 de febrero y después adoptará una opinión sobre su validez. También el consejo de gobernadores del BCE emitirá una opinión, aunque, según recuerdan los diarios, la institución nunca se ha opuesto a un nombramiento. En todo caso, ninguno de los veredictos es vinculante, por lo que no podrían vetar el nombramiento.

De Guindos acudió al encuentro en Bruselas con los apoyos confirmados de Malta, Portugal, Eslovaquia y Austria, que lo anunciaron públicamente. También el ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno le Maire, dijo al entrar a la reunión que su país apoyaría al candidato español, tras calificarlo como «el hombre adecuado en el lugar más adecuado».

Tras su elección, De Guindos dijo estar «muy contento de que «España haya vuelto a conseguir ese puesto en el BCE como siempre les dije y estoy convencido de que intentaremos hacerlo lo mejor posible y de que España podrá contribuir mucho». El ministro, que anunció que presentará su dimisión en los «próximos días», consideró que su nombramiento «supone un cierto reconocimiento» para España, que, según añadió, «ha recuperado muchísimo prestigio» desde que en 2012 perdió su puesto en el comité ejecutivo del BCE.

De Guindos también agradeció el apoyo al presidente del Gobierno, sin el cual, según señaló, el nombramiento «no hubiera sido posible», además de agradecer el detalle del ministro de Economía de Irlanda de retirar a su candidato. De Guindos negó que su elección como próximo vicepresidente lleve aparejada condición alguna para que España vaya a dar su apoyo a Alemania para hacerse con la presidencia de la entidad, en 2019.

Según recuerdan los periódicos, De Guindos llega al BCE en un momento clave para el futuro de la institución, que debe decidir sobre el fin gradual de la política de tipos bajos y compra de deuda, que han permitido reflotar la economía de la eurozona.

Tanto el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, como el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, defendieron la elección de Guindos pese a que este ha sido ministro y no tiene experiencia en un banco central. Centeno recordó que la experiencia «no es un requisito previo», mientras que Moscovici consideró que «no debería hacerse un juicio previo con De Guindos», al tiempo que recordó que el vicepresidente saliente, el portugués, Vítor Constancio, también fue ministro de Finanzas en su país.

 

 

VALORACIONES

 

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, valoró el «fuerte apoyo» con el que contó Luis de Guindos para lograr la vicepresidencia del BCE, tras lo que se mostró prudente ante su relevo al frente de la cartera: «No entremos en plazos», dijo. El jefe del Ejecutivo mostró su satisfacción por la elección durante un acto en la sede del diario LA RAZON, con el exministro del Interior Jorge Fernández.

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, calificó a De Guindos como «el protagonista del milagro de la recuperación española».

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, señaló que «está por ver» que el nombramiento de Guindos sea positivo para España, tras lo que recordó «algún otro precedente», en alusión a cuando Rodrigo Rato fue nombrado director gerente del FMI.

El diputado de Podemos, Rafa Mayoral, dijo que Luis de Guindos estará «al servicio de Alemania» cuando ejerza como nuevo vicepresidente del BCE. «Que tiemblen los sectores populares, porque allá va un hombre dispuesto a todo», añadió.

El portavoz del PDeCAT en el Congreso, Jordi Xuclà, destacó la marcha de Guindos como «una oportunidad de renovar ministros que actúan por inercia».

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, calificó la elección como «una gran noticia para España», además de agradecer su apoyo al banco.

 

 

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar