El Gobierno, contra la exclusión del castellano en la enseñanza en Cataluña

El Gobierno estudia la posibilidad de que en la matriculación del próximo curso escolar en Cataluña se incluya una casilla en la que los padres puedan elegir el castellano como lengua vehicular de sus hijos, después de que lo haya solicitado el sindicato de profesores AMES y la entidad Sociedad Civil Catalana (SCC). Así lo señalaron fuentes del Ministerio de Educación, tras la reunión que el presidente de SCC, José Rosiñol, mantuvo con el presidente del Gobierno. Mariano Rajoy.

Según José Rosiñol, el jefe del Ejecutivo les dijo que esta petición está ya en el Ministerio y se está estudiando. Rosiñol comentó que esta casilla es «una «obligación de la Generalitat, anterior a la aplicación del artículo 155», por lo que no debería ser una noticia ni una excepción, sino «la norma», según señaló el presidente de SCC, que también dijo haber trasladado a Mariano Rajoy la convocatoria para el 25 de febrero de una manifestación en Barcelona, en la que exigirán la formación de un Govern «para todos los catalanes», en coincidencia con la acción planteada en el mismo sentido y lugar por la plataforma Tabarnia.

Preguntado sobre este asunto en los pasillos del Congreso, el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, dijo que desde el Ministerio son «sensibles con el problema» y «pronto» se anunciará una decisión. «Pero también tenemos que saber si esto es materia que nos corresponde, en aplicación del 155», apuntó. En otro momento, Marín recordó que en mayo del año pasado el Ministerio anunció un informe «detallado y urgente» sobre un posible adoctrinamiento en los libros de texto tras la denuncia de un sindicato en Cataluña, un trabajo que, según explicó, aún no se ha terminado, previsto inicialmente para los manuales de primaria y que se ha ampliado a más etapas de estudio.

 

LOS PARTIDOS SOBERANISTAS

 

 

Todos los diarios coinciden en destacar que los partidos soberanistas han expresado el temor a que el actual bloqueo en la investidura en Cataluña pueda dejar en manos del Gobierno la matriculación del próximo curso escolar. En este sentido, La diputada de ERC en el Congreso, Teresa Jordà, urgió a formar un Govern «real» y «efectivo» para quitarse así de encima «la losa del 155» y recuperar el control de las instituciones catalanas.

El diputado deL PDeCat en el Congreso Jordi Xuclá, dijo que el anuncio del Gobierno «muestra la importancia de que se forme ya un nuevo Govern.

Fuentes de JxCat también señalaron que confían poder alcanzar un acuerdo con ERC que permita formar Gobierno en Cataluña en las próximas semanas, antes de que la medida que estudia el Ejecutivo pueda aplicarse.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdmeont, a través de su cuenta de Twitter, acusó al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, de «sobrealimentar» el nacionalismo español e intentar dividir a los alumnos catalanes por su lengua. Puigdemont añade: «El catalán resistirá. Y la verdad se impondrá».

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, advirtió: «No dejaremos que nadie nos toque nuestro modelo educativo y nuestra apuesta por el catalán como lengua vehicular».

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, reclamó ayer al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que implante en Cataluña el modelo de escuela trilingüe (catalán, castellano e inglés) en el próximo curso escolar. En su cuenta personal de Twitter, Rivera exigió que «lo que no hizo Rajoy en seis años, ni ‘PPSOE’ durante décadas, se haga de una vez».

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, relacionó los posibles cambios que pudieran llegar a producirse en materia educativa con la ausencia de un Govern constituido. «Hay una cuestión general que es la incapacidad de los partidos que supuestamente tienen una mayoría absoluta en el Parlament para plantear una candidatura a la presidencia de la Generalitat.

La coordinadora del PSC en el Congreso, Meritxel Batet, defendió que el PSC «nunca ha sido partidario de segregar a niños y niñas por razones de lengua», tras lo que afirmó que su partido «seguirá defendiendo» el modelo actual de inmersión lingüística. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en declaraciones a Onda Cero, advirtió de que la aplicación del 155 en Cataluña debería limitarse a garantizar la prestación de servicios y a asuntos relativos al funcionamiento ordinario de la administración,

En cuanto a Unidos Podemos, su portavoz de Educación, el diputado de En Comú Joan Mena, tras oponerse a la posibilidad de que el Gobierno planifique el próximo curso, dijo que «se inscribe dentro de la guerra electoral que están protagonizando el PP y Ciudadanos».

El portavoz del sindicato mayoritario entre los docentes de Cataluña, USTEC, Ramón Font, advirtió de que no descartan parar «el ataque» a la actual inmersión lingüística en Cataluña» lo que calificó como «la política más exitosa en educación». Fuentes de Òmnium Cultural, acusaron al Gobierno de «querer dividir a la sociedad con un ataque directo a la escuela catalana», al tiempo que aseguraron que defenderán «sin descanso el modelo de inmersión lingüística, garante de la cohesión social y avalado por expertos internacionales».

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar