Comunicación, habilitades e innovación tecnológica

Leyendo sobre temas de empleo, selección, actitudes, aptitudes, y más concretamente en lo referido a las “habilidades personales” en la esfera del mercado laboral, obviamente, siempre existirán mas y mejores oportunidades de empleo para aquellos que sepan adecuar sus capacidades a los nuevos y apasionantes tiempos en que vivimos.

En el informe Skills Revolition realizado por ManpowerGroup, al analizar el ranking de “Habilidades más valoradas y difíciles de encontrar”, aparece la “Comunicación” como la mas valorada, ocupando el último la “Gestión”.

Nos encontramos en plena revolución propiciada por las nuevas tecnologías que exigen distintos comportamientos, hasta el grado que las organizaciones y grandes compañías están encontrando grandes dificultades para conseguir candidatos dotados del talento necesario.

Tal situación impondrá una mayor dedicación a la formación  y nuevos programas de recuperación de habilidades trasladando trabajadores de empresas en declive hacia sectores en claro crecimiento. El nuevo escenario digital dependerá de otros factores  incentivados por efecto de la necesidad, curiosidad y capacidad de aprendizaje.

Actualmente, en todos los medios aparecen con frecuencia comentarios sobre las posibles consecuencias que generarán los nuevos inventos incluidos los robots, aludiendo a la polémica de si entrarán o no en competencia con los humanos, algo que no sucederá porque las nuevas habilidades requeridas, cambiarán rápida y continuamente y los empleadores desconocen que tipo de nuevos profesionales necesitaran a corto plazo. De ahí que las empresas consideren que los citados cambios comentados supongan un incremento de plantilla producto de la digitalización.

Retornando a las habilidades estrella, la “comunicación” tanto verbal como escrita será uno de los aspectos mas considerados, seguida de la colaboración y resolución de problemas. De ello que el encontrar talentos con preparación suficiente resulte muy complejo pero necesario. El compromiso radica en adiestrar a personas para el éxito. Una empresa en la que la comunicación interior y exterior es pobre y defectuosa, o se limita simplemente  a la emisión de ordenes está condenada a desaparecer. La pretensión de obtener aceptables rendimientos con una plantilla desmotivada es prácticamente utópico.

Sobre las características del liderazgo, tema muy manido, al margen de las tradicionales (mando, impulso, resistencia, brillantez, etc.), ahora requieren un nuevo estilo, opinándose incluso que estos nuevos conductores de personas deberán estar lo suficientemente preparados hasta para fallar, acelerar la productividad y fomentar la inquietud.…¡¡Tiempo al tiempo!!

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar