La Moncloa insta a Torrent a proponer un candidato

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, instó al presidente del Parlament, Roger Torrent, a proponer “lo antes posible” un candidato a presidente de la Generalitat dentro de los cauces establecidos por el Tribunal Constitucional y sin ningún tipo de “piruetas”. En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Méndez de Vigo puntualizó que estos son los cauces del “sentido común” para elegir a un presidente que sea “efectivo y real”, por lo que insistió en que no cabe la investidura telemática, o de una persona incursa en una causa judicial si no es con permiso del Tribunal Constitucional.

Méndez de Vigo, que dijo no conocer aún el informe de los letrados del Parlament, que concluye que el plazo de dos meses para nuevas elecciones todavía no ha empezado a correr, al menos hasta la resolución del Constitucional sobre la investidura, insistió en decir a Torrent que debe proponer un candidato.

En otro momento, el portavoz puntualizó que Puigdemont “no está en el exilio, sino huido de la justicia voluntariamente”, por lo que no puede ser presidente de la Generalitat. Según Méndez de Vigo, “una persona que está huida, que evade sus deberes con la Justicia, que está en otro país, es imposible que sea presidente de una comunidad”, por lo que, según destacó, este tipo de propuestas solo sirven para “perturbar la credibilidad” institucional catalana, tras lo que pidió que los independentistas dejen de hacer el “ridículo” y de hacer “burla a las instituciones” con este tipo de propuestas.

Preguntado por la posibilidad de que Elsa Artadi, de JxCat, pudiera ser una candidata alternativa a Pugidemont, Méndez de Vigo explicó que son las fuerzas políticas con representación en el Parlament quienes “tienen que decir si es esta persona u otra dentro de los marcos del Constitucional” la adecuada.

Por otro lado, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, preguntado por la propuesta registrada por JxCat para modificar la Ley de la Presidencia y poder investir a distancia a Puigdemont, pidió ayer a “quien tiene la mayoría en el Parlament”, en referencia a JxCat y al resto del bloque independentista, que “proponga un candidato posible” y que “cuanto antes se lleve a cabo la investidura de un presidente de la Generalitat”. Catalá insistió en que, una vez elegido un candidato “posible”, “se dediquen a lo que tienen que dedicarse los gobiernos autonómicos, que no es a promover la independencia, porque es un delito, sino que se dediquen a gestionar la sanidad o la educación, como hacen en toda España”.

Por otro lado, los cuatro grupos de oposición en el Parlament: Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú y PP coincidieron ayer en no dar crédito al plan de JxCat para que Puigdemont dirija un Gobierno simbólico desde Bélgica, donde está fugado. El portavoz de Ciudadanos en la Cámara catalana, Carlos Carrizosa, calificó la modificación que pretende introducir JxCat como “a la medida de Puigdemont” e “infumable”, tras lo que advirtió de que su formación tomará las medidas políticas y legales necesarias para que la reforma “quede en nada”.

Desde el PSC, Jordi Terrades, recordó ayer el auto del TC dirigido a los miembros de la Mesa del 27 de enero, en el que se apunta a la obligación de estos de “impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir las medias cautelares adoptadas”, que consisten en impedir un debate de investidura sin que Puigdemont esté presente. “Lo que tratan de hacer ahora es burlar de nuevo al TC”, dijo.

El secretario general del PP catalán, Santi Rodríguez, lamentó que JxCat continúe tratando de “burlar” al Estado y sus instituciones con una modificación que calificó de “maniobra”. Respecto a la tramitación por lectura única que pretende JxCat, el PPC pedirá por escrito al president del Parlament que “haga respetar el reglamento, las reglas del juego que nos hemos dado entre todos y no tramite la propuesta hasta que haya un Gobierno de la Generalitat formado”.

Elisenda Alamany, portavoz de Catalunya en Comú-Podem, alegó que es la Cámara la que tiene la soberanía y la legitimidad y se negó a contemplar que pueda haber dos Gobiernos o que uno sea títere de otro. Según señaló, “es una nueva ocurrencia que no responde a la realidad proponer un presidente simbólico y otro efectivo”.

BARÓMETRO DE LA GENERALITAT

 

Los catalanes aprueban la actuación del Govern y del Ayuntamiento de Barcelona, con una nota media de 5,03 y 5,08, respectivamente, durante el referéndum ilegal del 1 de octubre, al tiempo que suspenden al Gobierno central con un 2,73, según una encuesta realizada por Sigma Dos para el Centre d’Estudis d’Opinió de la Generalitat con 1.200 entrevistas presenciales entre el 16 de octubre y el 9 de noviembre. Como novedad, el barómetro destinó un capítulo específico al 1-O. En éste, se puede ver que el 54,7% de los catalanes aprueba la gestión del Govern durante esa jornada, el 34,6% le suspende, y el resto no sabe o no contesta. Por su parte, la respuesta del Gobierno central tiene el visto bueno de un 29,6% de los encuestados, mientras que un 62,9% suspende esa actuación.

En la misma línea, también suspenden la Policía Nacional y la Guardia Civil por la gestión de los hechos del primer domingo de octubre, con una nota conjunta del 3,04%, siendo el cero la nota escogida en un 34,6% de los casos. Mientras, los Mossos d’Esquadra aprueban con un 6,18 de nota, recibiendo un diez por parte del 17% de los encuestados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar