Elsa Artadi, probable candidata para sustituir a su amigo Puigdemont

 

Junts per Catalunya y ERC prosiguieron ayer sus contactos para perfilar un acuerdo que permita poner en marcha la legislatura y ultiman  una propuesta de resolución parlamentaria para la restitución del Govern y del conjunto de las instituciones catalanas afectadas por la aplicación del artículo 155, que podría ser votada en el próximo pleno del Parlament.

Los diarios coinciden en que una investidura a distancia de Puigdemont es cada vez más improbable, ya que ERC rechaza esta posibilidad, y todos apuntan a movimientos en el seno de JxCat para promover a Elsa Artadi como candidata a presidir el Govern, aunque no todo el partido la apoyaría por su cercanía a Puigdemont. Otros nombres que aparecen en las quinielas son Jordi Sànchez, Jordi Turull o Josep Rull, aunque el hecho de estar encausados por el 1-O juega en su contra. Desde ERC, la alternativa a Junqueras podría ser Marta Rovira. Asimismo otras fuentes apuntan a que el propio Puigdemont preferiría que el presidente elegido por el Parlament fuera un alcalde. Y en esta otra propuesta están los nombres de Albert Batet, alcalde de Valls, número 3 de la lista de JxCat en Tarragona, y Marc Solsona, alcalde de Mollerusa y número 2 de la lista de Jxcat por Lleida.

Oficialmente, JxCat insistió en que trabaja “para investir al president Puigdemont”. “A día de hoy no estamos en esta fase de poner nombres de posibles alternativas al president Puigdemont”, señalaron fuentes del partido. La propia Artadi insistió en que Puigdemont es el candidato del partido “y, sobre todo, del Parlament” y el único nombre “que está sobre la mesa”. Por su parte, el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, declaró que su formación tiene claro “quién ganó las elecciones y con qué propuesta, y a ERC no le toca poner nombres alternativos encima de la mesa”, algo que corresponde a JxCat. “En ese caso haríamos las valoraciones y seguro que nos pondríamos de acuerdo”, añadió.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, visitó a Oriol Junqueras y a Joaquim Forn en la prisión de Estremera y a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en la de Soto del Real y, según indican los diarios, evitó pronunciarse sobre la investidura. “Les he dicho que defenderé hasta las últimas consecuencias sus derechos políticos como diputados”, dijo, y aseguró que hará “todo lo posible” para que sean liberados. Consideró que son “víctimas de un juicio político” y defendió que “no se pueden encarcelar sus ideas ni su libertad”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar