El Gobierno advierte: Una investidura simbólica vulnera la decisión del Constitucional

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió al presidente del Parlament, Roger Torrent, de las consecuencias que podría tener amparar una investidura que no se ajustara a lo que le ha trasladado el Tribunal Constitucional. En declaraciones en los pasillos del Senado, tras participar en la sesión de control al Gobierno, la vicepresidenta subrayó que no se puede investir simbólicamente a un presidente de la Generalitat “sin incumplir las decisiones del Tribunal Constitucional”.

Sáenz de Santamaría dijo que los parlamentos están para investir a diputados que cumplen la ley y acuden ante la institución correspondiente para defender su mandato, y recordó que Puigdemont está huido de la Justicia y con una orden de busca y captura por delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

En la misma línea, fuentes del Ejecutivo, citadas por los diarios, han señalado que tienen “analizadas y detalladas” todas las respuestas a los distintos escenarios que puedan plantear los independentistas sobre la investidura del presidente de la Generalitat. De momento, el Gobierno está a la espera del informe de los letrados del Parlament sobre cuándo empezaría a correr el plazo para una nueva convocatoria electoral.

Al respecto, la agencia EFE informa de que los letrados se inclinan por considerar que el aplazamiento del pleno de investidura la semana pasada por parte del presidente del Parlament, Roger Torrent, no activó la cuenta atrás de dos meses para llevar a cabo la elección del presidente de la Generalitat. No obstante, los letrados debaten si incluir en su informe fórmulas para desbloquear la legislatura a corto plazo.

Según LA RAZÓN, el PP estudia los posibles escenarios que hoy pueden abrirse en el caso de que los letrados del Parlament confirmen que los plazos para unos nuevos comicios aún no se habrían activado. El diario destaca que ante esta situación los populares tantean plantear la candidatura de Xavier García Albiol, que serviría para “dejar en evidencia la actitud de Ciudadanos” al no presentar a Inés Arrimadas.

Entretanto, Junts per Catalunya (JxCat) espera cerrar el pacto para la reelección esta semana, informa LA VANGUARDIA. Sin embargo, EL PERIÓDICO apunta que “los volantazos de Puigdemont desesperan a ERC”. Según la agencia EFE, JxCat y ERC están explorando una nueva vía para intentar investir a Carles Puigdemont, mediante una reforma de la ley de la presidencia de la Generalitat y del Govern. No obstante, en Esquerra entienden que las trabas legales hacen que las opciones de que prospere esta vía sean “mínimas”.

El portavoz de ERC, Sergi Sabriá, dijo ayer que no ve mal la eventual creación de un Consell de la República presidido simbólicamente por Carles Puigdemont desde Bruselas y un Govern gestor en Catalunya, aunque no se trate de una doble presidencia.

Por el contrario, los partidos no independentistas rechazan la creación de un Consell de la República. Ciudadanos, PSC y Catalunya en Comú-Podem coincidieron ayer en reclamar que se forme un Govern “viable” y “efectivo”.

El expresidente catalán Carles Puigdemont dijo ayer durante una concentración en la localidad belga de Lovaina que seguirá trabajando para “devolver la normalidad” a las instituciones catalanas.

Por otro lado, el pleno del Congreso rechazó ayer una moción de ERC en la que demandaba al Gobierno abrir un proceso de diálogo con el futuro Ejecutivo catalán “con el objetivo de alcanzar una resolución de las demandas expresadas de manera permanente en Cataluña”. La iniciativa fue rechazada con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos, mientras que contó con el apoyo de Unidos Podemos, el PDeCAT y el PNV. De igual modo, el pleno del Senado rechazó con los votos del PP, PSOE y Ciudadanos una moción de ERC en la que pedía al Gobierno suspender la aplicación de las medidas adoptadas al amparo del artículo 155 de la Constitución.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar