Satisfacción en el Gobierno y los partidos constitucionalistas por el aplazamiento

La decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de aplazar el intento de investidura de Carles Puigdemont fue bien acogida ayer por el Gobierno, que consideró que de esta manera se evita “una burla” a la democracia. Desde Moncloa se subrayó que con la impugnación ante el Tribunal Constitucional se ha evitado “una burla a la democracia”, además de señalar que “el Gobierno seguirá velando por defender la ley y las instituciones en todo momento”.

Antes de que Torrent anunciara su decisión, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en TVE, dijo que “la candidatura de Puigdemont no se puede someter a votación de ninguna de las maneras”. Según Rajoy, “lo más sensato y razonable” es que el presidente del Parlament proponga a “un candidato limpio”, que no esté incurso en ningún proceso judicial. El jefe del Ejecutivo añadió que dicho candidato tendrá que ajustarse a la ley y recuperar “la normalidad institucional, económica y social” en Cataluña. En otro momento, Rajoy urgió a pasar la página de Puigdemont, al que acusó de generar “un grave problema a todos, incluso a los partidos independentistas”.

El vicesecretario de Política social del PP, Javier Maroto, pidió a Arrimadas que “no deje hueco” y presente su candidatura. “Es la oportunidad de oro para quienes queremos devolver la legalidad a Cataluña”, dijo.

Por otro lado, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, señaló que Torrent “ha acatado la suspensión del Tribunal Constitucional pese a la disfrazada desobediencia”.

Por otra parte, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tachó de “desafortunada” la decisión de Roger Torrent de empeñarse en que el único candidato para la investidura sea Carles Puigdemont, tras lo que recordó que, al tomar posesión del cargo, el presidente del Parlament se comprometió a responder a los intereses de todas las fuerzas parlamentarias catalanas, “y no solo a una parte”. Sánchez señaló que el bloque independentista está anteponiendo los intereses de un catalán prófugo a los intereses del conjunto de los catalanes”.

Según el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, “se ha acabado el tiempo de Puigdemont, de la burla de la ley y de intentar romper España”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar