El expresidente catalán pedirá autorización judicial para asistir al pleno de investidura

El candidato de Junts per Catalunya a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, pedirá autorización judicial para poder asistir al pleno de investidura del Parlamento de Cataluña convocado para mañana, según anunció ayer el diputado de JxCat, Josep Rull en una entrevista concedida a Catalunya Ràdio.

Puigdemont solicitará en las próximas horas autorización al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para poder asistir al pleno, requisito que establece la resolución del Tribunal Constitucional publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado. El pleno de investidura, por lo tanto, “sigue vigente”, según Rull, que calificó la decisión del TC como una “bofetada con la mano plana en la cara de Soraya Sáenz de Santamaría”, a la que pidió que dimita “por dignidad política”. Pese a todo, consideró que la resolución del alto tribunal “está fuera de lo que es la base de un ordenamiento jurídico previsible, sólido y homologable en términos europeos”, ya que, en su opinión, “supone un nuevo paso hacia la demolición del estado de derecho en España”.

Los independentistas sólo contemplan a Puigdemont como candidato

Según Josep Rull, “el Gobierno ha presionado a todos los poderes del Estado para evitar la investidura de Puigdemont”, pero, “por el momento, no se contempla otra cosa que su investidura”. “Cuando se dice Puigdemont o Puigdemont se está diciendo democracia o democracia”, insistió el exconsejero. En el mismo sentido se manifestó ayer el portavoz de JxCat, Eduard Pujol, quien descartó la posibilidad de que el independentismo proponga otro candidato que no sea Puigdemont, al recalcar que “el plan A es Carles Puigdemont, y el plan B a la investidura es Carles Puigdemont”. Marta Pascal, portavoz del PDeCAT, se expresó en la misma línea: “Puigdemont president, restitución del Govern”, subrayó, tras señalar que quienes deben decidir quién es el presidente de la Generalitat son los ciudadanos y “no Soraya Sáenz de Santamaría ni Mariano Rajoy”.

La candidatura de Puigdemont también fue avalada desde las filas de ERC. El portavoz de la formación republicana, Sergi Sabrià, aseguró que, tras la resolución del TC, “queda más claro que Puigdemont ha de ser nuestro candidato, el de Junts per Catalunya, el de ERC, de la CUP y de todos los demócratas”. Preguntado por las declaraciones de Joan Tardá a LA VANGUARDIA, en las que su compañero de partido señalaba que “si para tener Govern hace falta sacrificar al presidente Puigdemont, lo tendremos que hacer”, Sabrià matizó que esa afirmación se había hecho antes de conocerse la resolución del TC. El propio Tardà se refirió ayer a estas declaraciones para “ratificar dos verdades”: “Puigdemont y Junqueras, mi presidente y vicepresidente; y el bien superior a preservar, la titánica victoria independentista del 21-D”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar