Puigdemont pide delegar su voto en el debate de investidura

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los exconsellers y electos de JxCat Clara Ponsatí y Lluís Puig, pidieron a la nueva Mesa del Parlament la delegación de voto para la sesión de investidura, que como máximo tiene que celebrarse el día 31. Según fuentes de JxCat, estos tres miembros del Govern cesado que se fueron a Bélgica tras la declaración de independencia han enviado una petición por escrito al registro del Parlament con destino a la Mesa, poco después de que concluyera la primera reunión.

Los diarios recuerdan que la delegación de los que están en Bruselas no cuenta con el aval de los letrados del Parlament, aunque la última palabra la tendrá la nueva Mesa, constituida con mayoría absoluta independentista de JxCat y ERC, que acordaron ayer volverse a reunir el próximo martes.

La negativa a la posibilidad de investidura a distancia a la que aspira Puigdemont fue ayer la tónica principal durante las reuniones con las que el nuevo presidente del Parlament, Roger Torrent, inauguró sus encuentros con líderes políticos. Así se lo trasladaron PSC, comunes y PP durante los breves encuentros que mantuvo en su despacho con ellos. Todos los líderes de la Cámara revelaron su petición a Torrent para que, llegado el momento, vete la fórmula que pretende Puigdemont. Solo la CUP, única formación soberanista recibida ayer, consideró viable y “legítimo” que sea el president cesado el que repita en el cargo.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, calificó de “gravísimo error” dar alas a la estrategia de Puigdemont. También reclamó a Torrent que evite cualquier gesto hacia el grupo de cargos electos que todavía se encuentran en Bruselas. Según Iceta, formaría parte del mismo error aceptar la delegación de sus votos.

El líder de los comunes, Xavier Domènech, avisó al presidente de la Cámara de que la investidura lejos del Parlament es una fórmula “inviable”. Según detalló, no hay cabida para volver a forzar las normas del Parlamento y recordó que la advertencia de los letrados es “clara y diáfana”.

El último en ser recibido ayer por Torrent fue el líder del PP, Xavier García Albiol, que se sumó a la negativa a la investidura. Por otro lado, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo ayer en relación con Carles Puigdemont que “ha llegado al final del trayecto” Hoy viernes, el presidente de la Cámara, según avanzan los diarios, se reunirá con Ciudadanos, ERC y JxCat

En una entrevista en la Cadena Cope, Sáenz de Santamaría señaló que el expresident“puede adoptar decisiones poco racionales, porque esa es su manera de ser y a lo que nos tiene acostumbrados, pero no puede ser presidente y lo sabe”, dijo. Según Sáenz de Santamaría, el Gobierno está preparado “para hacer que Puigdemont responda ante la justicia”.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, defendió que Carles Puigdemont no puede ser candidato a presidente de la Generalitat porque una persona “que está huida de la justicia” no puede “ser candidata a nada”, y “menos a ser el presidente del Gobierno de todos los catalanes”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar