Forn, Sánchez y Cuixart renuncian a la vía unilateral

El exconseller de Interior Joaquim Forn, el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sánchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, se desmarcaron ayer en sus declaraciones en el Tribunal Supremo de la vía unilateral y asumieron que las vías constitucionales son las únicas válidas para defender la independencia. Los dos primeros anunciaron que renunciarán a los escaños obtenidos el 21-D si su partido vuelve a recurrir a las vías unilaterales. Tras sus comparecencias, hechas a petición propia, las defensas de los imputados, que están en prisión preventiva, anunciaron escritos para pedir su salida en libertad bajo fianza.

Según fuentes presentes en la declaración, los tres imputados admitieron hechos ilegales durante el procès. Sánchez reconoció que el 1-O fue ilegal, Cuixart asumió que desde Òmnium convocaron a la participación aún a sabiendas de que no era legal, y Forn confesó que participó en el 1-O, con conocimiento de que era un acto prohibido por el Tribunal Constitucional.

Cuixart dijo que el “único” referéndum válido por la independencia será el que convoque el Gobierno de España, y tildó de “simbólica” la declaración de independencia del 27 de octubre. El líder de Òmnium admitió que la secesión, a la que sigue aspirando, sólo se puede conseguir dentro de la ley.

Forn dijo que siempre ha acatado la Constitución, y consideró que, sin renunciar a sus objetivos independentistas, la actuación política a partir de ahora debe venir por cauces constitucionales, sin descartar reformas. El exconseller explicó al juez Pablo Llarena que él no era el responsable del despliegue operativo de la Policía autonómica ni dio instrucciones a los Mossos, porque esa labor es “de los uniformados”. Negó pasividad de los Mossos en los sucesos de septiembre ante la Consejería de Economía o durante el 1 de octubre, así como que dejaran de ser policía judicial o estuvieran al servicio de la causa independentista.

Por su parte, Sànchez defendió que en ningún caso se produjeron actos violentos durante las movilizaciones convocadas por la ANC, aunque reconoció que pudieron cometerse actos vandálicos como el sucedido a las puertas de la Consejería de Economía. Sànchez declaró que desde 2015 existía una “hoja de ruta”, cuyos objetivos compartían ANC, Òmnium, ERC y CDC.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, calificó como “una victoria” de la aplicación del artículo 155 que Forn, Sànchez y Cuixart se hayan desmarcado de la vía unilateral en el proceso independentista y hayan aceptado actuar a partir de ahora siguiendo las vías constitucionales.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar