La prensa acoge con satisfacción el acuerdo entre Gobierno, patronal y sindicatos

EL ACUERDO PARA LA SUBIDA DEL SMI ES UN EJEMPLO DEL ENTENDIMIENTO QUE NECESITA ESPAÑA

“El firme y sólido crecimiento que ha registrado España en los últimos años no sólo está permitido recuperar buena parte del empleo destruido durante la crisis, sino que también empieza a reflejarse en un progresivo incremento salarial”. Prueba de ello es el acuerdo que alcanzó el Gobierno con los sindicatos y la patronal para subir el salario mínimo de forma gradual durante los próximos tres ejercicios. Es una “subida razonable que no se sustenta sobre meras promesas políticas dado que tales incrementos estarán condicionados a que el PIB siga avanzando a un ritmo superior al 2,5% anual y a la creación de más de 450.000 puestos de trabajo”. Pero también es “una cuestión de justicia”, ya que es el momento de “recompensar todo el esfuerzo y sacrificio que ha llevado a cabo la sociedad en su conjunto para superar las dificultades de la crisis”. Además es el primer paso para que patronal y sindicatos acuerden nueva subidas salariales. La firma del acuerdo tiene “un hondo significado político, ya que la imagen de Mariano Rajoy junto a los agentes sociales transmite el mensaje de unidad, diálogo, colaboración y solidaridad, que debe proyectar España tanto a nivel interno como exterior, frente a la pérdida de tiempo y esfuerzo que supone el desafío separatista”.

ABC 4. Editorial

UN BUEN PACTO SOBRE EL SALARIO MÍNIMO

“Tiene razón Mariano Rajoy al conceder importancia a la subida del salario español de referencia, porque aunque directamente solo afecta a poco más de medio millón de trabajadores, ese aumento presiona -o debería presionar- al alza al conjunto de los sueldos”. “Lo importante es que la progresión que se anuncia hasta el 2020 no se frustre porque no se cumplan las previsiones de crecimiento del PIB y de aumento de las afiliaciones a la Seguridad Social, cautelas incluidas en la entente firmada ayer con los sindicatos y las organizaciones empresariales. El acuerdo sobre el SMI tendría aún más importancia si en julio pasado no se hubiera roto, a última hora, el pacto global sobre los salarios en España, todavía más necesario porque habría sido una referencia para el conjunto de los trabajadores. Y la mejora del diagnóstico sobre el mercado laboral no puede hacer olvidar el enquistamiento del problema nuclear: el uso y abuso de los contratos temporales, espada de damocles para más de una generación de españoles. Solucionar lo que es una auténtica calamidad requerirá mucho más esfuerzo que el empleado para el pacto de la subida del SMI”.

EL PERIÓDICO 6. Editoiral

SUBIDA PACTADA DEL SALARIO MÍNIMO

“El acuerdo satisface a las tres partes firmantes”. Para el presidente del Gobierno “constituye un paso más para que la recuperación económica llegue a todas las personas”. Para el presidente de la CEOE “va en la buena dirección para que la mejora económica se extienda a toda la población porque contribuirá a combatir la economía sumergida”. Los líderes sindicales ven en el acuerdo “no sólo la corrección al alza del SMI sino también una perspectiva de más acuerdos, más diálogo y más contratación”. En cualquier caso, como ha dicho el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, con el acuerdo firmado ayer se pone en valor nuevamente el diálogo social, que es clave para la buena marcha de la economía”.

LA VANGUARDIA 20. Editorial

LO QUE LA SUBIDA DEL SALARIO MÍNIMO COMPROMETE A LOS EMPRESARIOS Y SINDICATOS

“La efectividad del pacto sólo será completa si va a acompañada de un acuerdo de parecidas dimensiones temporales sobre el comportamiento del resto de los salarios. Un pacto que se ajustará a lo que ya manejaron patronal y sindicatos en su fracasado intento del año que termina, y que movilizando los sueldos para agitar la demanda y los ingresos públicos, preserve el control de los costes laborales para no perder la competitividad que tanto ha costado recuperar”.

CINCO DÍAS 6. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar