Rajoy ofrece diálogo “dentro de la ley” a la futura Generalitat catalana

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ofreció diálogo al futuro Govern de Cataluña, pero advirtió de que velará por que se cumpla la ley. “No aceptaré que nadie se salte la Constitución española y el Estatuto de Cataluña”, enfatizó en su comparecencia en el Palacio de La Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros”. A su juicio, los resultados del 21-D dejan claro que “nadie puede hablar en nombre de Cataluña si no contempla a toda Cataluña”, que no es una comunidad “monolítica”, sino “plural”. Rajoy confió en que a partir de ahora se abra “una etapa basada en el diálogo y no en el enfrentamiento, en la cooperación y no en la imposición, en la pluralidad y no en la unilateralidad”.

Sobre la situación procesal de Puigdemont y otros diputados elegidos en los comicios, precisó que no depende en absoluto de la votación, sino de las decisiones que adopte en cada caso la Justicia. Preguntado si Puigdemont sería un interlocutor válido, respondió que él está dispuesto a hablar con la persona que ha ganado las elecciones, que añadió es Inés Arrimadas. Asimismo, precisó que tendrá que hablar con quien asuma la Presidencia de la Generalitat y que para ello, quien lo haga tendrá que tomar posesión de su escaño, ser elegido y estar en condiciones de hablar con él.

El presidente defendió la forma en que ha aplicado el artículo 155 de la Constitución y la inmediata convocatoria de elecciones, y aseguró que no lo hizo para ganar ningún voto, sino para defender el interés general. No cree que el PP haya sido castigado electoralmente por ese artículo, sino que lo que ha ocurrido es que se ha concentrado el voto constitucionalista en Ciudadanos después de que este partido liderara la oposición en Cataluña en los últimos años.

Rajoy confió en que los resultados del 21-D no afecten a la inmediata negociación de los Presupuestos del Estado y rechazó que le hagan plantearse un adelanto electoral. “Intentaré que la legislatura termine cuando toca, a mediados de 2020”, añadió. Asumió como propia la derrota electoral del PP, reconoció que no puede estar contento con los resultados, pero desligó lo ocurrido con futuras citas electorales.

Con anterioridad, Rajoy presidió el Comité Ejecutivo Nacional del PP, en el que mostró su apoyo al líder del partido en Cataluña, Xavier García Albiol, quien admitió que dimitir sería “lo más fácil” tras los malos resultados, pero que ello dejaría al partido en una situación “muy delicada”. En declaraciones a la entrada a la reunión, Albiol consideró que ahora corresponde a “todos” reflexionar, analizar los resultados y “aportar una solución”. En cualquier caso, reconoció que “debe haber un replanteamiento muy profundo” en el PPC, que ha de hacerse “desde la serenidad, la responsabilidad, la coherencia y la generosidad”.

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, sostuvo que cuando se tiene un mal resultado, lo que no se puede hacer es “echarle la culpa a los demás”. Feijóo elogió a Inés Arrimadas, de la que dijo es una “excelente candidata”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar