La Guardia Civil detecta alcohol en 174 conductores el fin de semana

En el marco de la intensificación de los servicios con motivo de las cenas y celebraciones navideñas que tradicionalmente se llevan a cabo en estas fechas, las unidades del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia establecieron numerosos servicios preventivos a lo largo de toda la geografía de la Comunidad Autónoma , dando como resultado la localización de un total de 174 conductores que habían ingerido alcohol por encima de los límites reglamentarios y casi medio centenar arrojaron un resultado positivo en alguna sustancia estupefaciente o drogas.

Estos dispositivos preventivos permitieron retirar de la circulación a estos conductores que tuvieron que ser sustituidos por un conductor alternativo o bien, fueron inmovilizados los vehículos hasta que las pruebas reflejaron un resultado dentro de los límites reglamentarios. Estas medidas permitieron que el resto de los usuarios de las vías pudieran desplazarse sin el riesgo que supone encontrarse en una vía de comunicación con un conductor con las condiciones psicofísicas mermadas para la conducción.

En total se han realizado 8870 pruebas de alcohol, si bien éstas son realizadas tras aplicar un filtro sobre la práctica totalidad de los conductores que circulan por el lugar del dispositivo y una selección de éstos son los que finalmente se someten a las pruebas de alcohol. Asimismo entre todos estos conductores, y tras una verificación se realiza una selección de los que serán sometidos al test de drogas.

Los servicios se establecieron en aquellos puntos en los que se preveía que pudiera haber una mayor ingesta de alcohol, combinándose dispositivos masivos y de larga duración en vías de alta capacidad con otros de menor entidad en vías secundarias, dinámicos y por corto espacio de tiempo, con lo que se pretende contrarrestar los posibles avisos de su ubicación que se pudieran realizar a través de las redes sociales.

 

DENUNCIADO DOS VECES

Cabe destacar que un conductor en la zona de Melide, inmovilizado tras ser denunciado administrativamente por superar las tasas reglamentarias de alcohol en aire espirado, quebrantó la inmovilización y fue de nuevo sorprendido en uno de los servicios establecidos en las vías secundarias. Al ser sorprendido de nuevo conduciendo, se le sometió a la prueba de alcohol, arrojando un resultado positivo, por lo que fue nuevamente denunciado administrativamente e inmovilizado hasta que el límite de alcohol se acomodaba a lo reglamentario.
Este conductor manifestó “parece que me estáis siguiendo, intentó escapar de vosotros y estáis en todas partes”.

 

NEGATIVA A LA PRUEBA

 

En la tarde-noche del domingo 17 un conductor chocó contra un vehículo estacionado en la localidad de Miño, tras ser invitado a someterse a las pruebas de alcoholemia, si bien en un primer momento hizo ademán de realizar la prueba, desistió de ello, manifestando que no la iba a realizar. Al presentar signos evidentes de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negarse a realizar la prueba, se instruyeron diligencias penales por la presunta comisión de los dos delitos.

En la tarde del sábado día 16. en las proximidades de Vilalba se interceptó un camión cuyo conductor, de 37 años arrojó un resultado positivo en la prueba de drogas, a los marcadores de cocaína y opiáceos. Los agentes hallaron en la cabina del vehículo articulado varios utensilios de los utilizados para el consumo de cocaína y opiáceos.

 

PENAS Y SANCIONES

Se recuerda que la sanción por conducir con drogas o alcohol puede llegar a ser de 1000 euros y pérdida de 6 puntos en el carnet y que, de constituir un delito contra la seguridad vial, puede conllevar una condena de tres a seis meses de prisión, multa de seis a doce meses y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.
Asimismo la negativa a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con la penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar