Ciudadanos, PSC y PP pugnan por el voto constitucionalista en la recta final

 

A dos días del final de la campaña electoral en Cataluña, los candidatos de Ciudadanos y del PSC a la presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas y Miquel Iceta, respectivamente, redoblaron ayer sus esfuerzos por intentar atraer el voto constitucionalista.

El socialista Miquel Iceta, que contó con el apoyo del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, elevó el tono contra el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, al que calificó de “demócrata de pacotilla” por asegurar que el voto a Cs es el único útil frente a los independentistas. Por su parte, Albert Rivera, que viajó a Barcelona para apoyar a Inés Arrimadas, aseguró que “Iceta no es de fiar” porque el PSC podría reeditar el tripartito, con ERC y los comunes. “Si votan al PSC no saben dónde va su voto”, afirmó.

Los diarios destacan hoy la lucha entre Arrimadas e Iceta por el voto constitucionalista.

ARRIMADAS: “HAMBRE DE CAMBIO”

 

Ciudadanos celebró ayer en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) su mitin central de la campaña, acto en el que Inés Arrimadas se postuló para ser la “presidenta de todos los catalanes, vengan de donde vengan, piensen lo que piensen”. Ante cerca de 5.000 simpatizantes, la candidata de Cs contrapuso su apuesta por “la concordia y la reconciliación” a “los insultos y menosprecios” utilizados por los líderes independentistas para referirse a quienes no se han plegado a sus ideas. Tras asegurar que el pueblo catalán tiene “hambre de cambio”, Arrimadas pidió el voto para que el 21-D se accione “el interruptor que apaga el procés“.

Según Albert Rivera, el que haya cambio político en Cataluña dependerá de muy pocos votos de diferencia entre las fuerzas constitucionalistas y las independentistas, por lo que llamó a los ciudadanos a acudir masivamente a las urnas. “No habrá nueva etapa política si no vencemos a los reaccionarios, si no vencemos a los que quieren derechos para los territorios y no para las personas”.

ICETA INSISTE EN “ALTERNATIVA ÚNICA”

 

El socialista Miquel Iceta insistió ayer en que su candidatura a la presidencia de la Generalitat es “la única alternativa a Puigdemont y Junqueras”, y pidió a los catalanes que voten el jueves al PSC para derrotar al independentismo “sin revanchas”. En el mitin celebrado en el Centre de Convencions Internacional de Barcelona, el líder del PSC reivindicó “el catalanismo basado en el trabajo, en los valores, en la negociación, el pacto y los avances”, en contraste al “giro a la derecha” que en su opinión representa Ciudadanos.

Pedro Sánchez insistió en las críticas a Ciudadanos, partido al que se refirió como “la media naranja del PP”. Tras asegurar que Cataluña reclama un cambio político para asegurar “la convivencia, la concordia y el diálogo”, el secretario general del PSOE se mostró convencido de que ese cambio sólo se conseguirá gracias a “la mano izquierda de Miquel Iceta”.

 

RAJOY VE URGENTE ABRIR UNA NUEVA ETAPA

En una entrevista periodística, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expresa su deseo de que los partidos constitucionalistas se impongan a los independentistas en las urnas el próximo jueves porque, en su opinión, “es urgente abrir una nueva etapa de convivencia en Cataluña”. El líder del Partido Popular confía en los resultados electorales de su partido, ya que, según dice, “no puede haber un gobierno constitucionalista sin un PP fuerte”. Además, el jefe del Ejecutivo defiende la “aplicación ponderada” del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones del 21-D, que espera que sirvan para despejar las dudas económicas. “Nunca ha habido una violación tan flagrante de la legalidad y mi obligación era que la legalidad volviera a estar en vigor en Cataluña”, afirma.

Mariano Rajoy viajó ayer a Cataluña para mostrar su apoyo al candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol. En su intervención en un mitin celebrado en Salou (Tarragona), el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que tras el 21-D el PP decidirá quién gobierna en Cataluña. “Esperemos que todos estén a la altura y no anden a lo suyo”, señaló en alusión a los posibles acuerdos postelectorales del resto de fuerzas constitucionalistas. “No estamos para ocurrencias, sino para dar seguridad y certeza”, añadió. Y una vez más defendió la aplicación del artículo 155 de la Constitución, una medida que calificó de “excepcional” porque, según dijo, “excepcional era el caos generado por unos gobernantes irresponsables”.

El acto también contó con la presencia de la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, que en una entrevista publicada hoy en LA RAZÓN insiste en que “sin un PP fuerte no habrá un Govern constitucionalista en Cataluña”. Según la ministra, en esta legislatura “el Gobierno ha logrado dos grandes objetivos: sacar al país de la crisis económica y frenar el independentismo”.

ALBIOL ELOGIA A RAJOY

 

El candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol, agradeció ayer a Mariano Rajoy la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, gracias al que, según destacó, “Puigdemont ha sido cesado y se ha tenido que ir a 1.000 kilómetros”. “Los que decían que no reconocían la ley española se van a pasar una temporadita en la cárcel”, subrayó Albiol, que además elogió al presidente del Gobierno porque, según dijo, gracias a su intervención “los catalanes hoy seguimos siendo españoles”. El candidato popular pidió el voto para conseguir el 21-D “bajar la persiana del separatismo para siempre”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar