El Supremo amplia la investigación del “·procés” a ERC, PDeCat y la CUP

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena pidió a la Guardia Civil que redacte un informe en el que se recoja el posicionamiento de los integrantes del comité estratégico independentista, creado para llevar a término las actuaciones del procés,un órgano que estaría formado por los investigados Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, además de los portavoces de las formaciones independentistas y los líderes de entidades soberanistas. Así lo recuerda el magistrado en una providencia por estar incluido dicho comité en el documento Enfocats, el cual fue incautado durante un registro ordenado por el Juzgado número 13 de Barcelona. Este documento establece la coordinación de un hipotético Govern de transición, que tendría un Comité Estratégico y un Comité Ejecutivo.

En las nuevas diligencias en la causa, se incluye a la número dos de Esquerra por Barcelona en los comicios del 21-D, Marta Rovira, al presidente y la vicepresidenta del PDECat, Artur Mas y Marta Pascual, respectivamente, y a la presidenta y la portavoz de la CUP, Mireia Boya y Anna Gabriel, respectivamente. El juez quiere conocer, por un lado, el posicionamiento de los 22 investigados formalmente en la causa y, por otro, de los integrantes de dicho comité respecto de los incidentes ocurridos en Barcelona los pasados 20 y 21 de septiembre durante los registros ordenados por el titular del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, días antes de la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Por otro lado, los diarios se hacen eco de una agenda hallada por la Guardia Civil en casa de Josep María Jové, número dos del exconseller Oriol Junqueras, que ha desvelado anotaciones manuscritas entre febrero de 2015 y noviembre de 2016 por Jové, que participó en multitud de reuniones, en las que se esbozó la hoja de ruta que culminó con el referéndum del 1-O y la declaración de independencia votada por el Parlament el pasado 27 de octubre.

Los agentes de la Guardia Civil que el pasado 20 de septiembre registraron la vivienda de Jové en Les Franqueses del Vallès (Barcelona) hallaron una agenda con anotaciones sobre estrategias políticas de ERC; sus pactos con CiU y CUP y las negociaciones sobre la investidura tras el 27-S, para pactar los presupuestos y sobre el referéndum independentista. El 21 de diciembre de 2015, pocos días antes de la investidura de Carles Puigdemont, Jové detalla una reunión en la que se empezó a perfilar la hoja de ruta, con la presencia de Marta Rovira, el secretario de Economía Pere Aragonés, el conseller Raúl Romeva, la secretaria de Salud Alba Vergés, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, y otros.

En la misma agenda, consta que el expresidente Artur Mas alertó de los riesgos de la hoja de ruta independentista en dichas reuniones. Y su temor a que un referéndum unilateral fuera “inútil” y “ridículo” si votaba menos gente que el 9-N. Mas se mostró partidario de “calibrar bien” las reacciones del Estado. Mas también expresaba sus dudas sobre “qué harán las grandes empresas del país”.

También figura que la CUP exigió en noviembre de 2016 al Govern, en plena negociación sobre su apoyo a los presupuestos de la Generalitat, que el Ejecutivo les avisase si los Mossos d’Esquadra iban a detener a cargos de su partido, tras el arresto de la alcaldesa de Berga (Barcelona). La diputada de la CUP Anna Gabriel advirtió entonces de que su formación no renunciaría “a la estrategia de la desobediencia”.

La Guardia Civil ha denunciado, por otra parte, al juez instructor de Barcelona que investiga los preparativos del referéndum ilegal del 1-O que los Mossos prestan “servicios de protección” a los altos cargos de la Generalitat que fueron detenidos durante los registros de las consellerías el pasado 20 y 21 de septiembre en Barcelona.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar