Sánchez, partidario de modificar la Carta Magna

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por su parte, se mostró convencido de que en 2018 se iniciarán en el Congreso de los Diputados los trabajos para acometer una reforma constitucional, no solo para actualización y mejora del modelo territorial, sino también para reconocer nuevos derechos y libertades. “Es necesario forjar grandes consensos en los que se reconozcan los jóvenes que no votaron el texto de 1978 y que están llamados a liderar el país en las próximas décadas”, señaló. Además, el líder del PSOE subrayó que la aplicación del artículo 155 ha demostrado “la resiliencia de la Constitución ante un ataque unilateral para intentar quebrar la unidad territorial del país”. “España tiene que mirar al futuro, la política tiene que mirar al futuro”, destacó Sánchez, para quien el discurso de reforma de la Constitución es uno de los ejes de su proyecto político, y también su principal apuesta para solucionar el conflicto catalán. “La Constitución se defiende, se aplica y también se reforma”, defendió el dirigente socialista apelando a suscitar el “máximo consenso”.

 

PODEMOS

 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en su intervención ante los medios, defendió la necesidad de abrir “un diálogo de país” para abordar la reforma de la Constitución, un debate que “no se puede resolver en comisiones” y que, según defendió, “incumbe a toda la sociedad”. Iglesias defendió que esa reforma se base en tres ejes: el modelo social, el territorial y la lucha contra la corrupción. “Estos son debates constitucionales que tiene que tener el conjunto de nuestra patria. Se tiene que producir en España para construir un nuevo diálogo y nuevos acuerdos de país”, enfatizó el líder de Podemos, que este año volvió a asistir a los actos de celebración del Día de la Constitución, tras su ausencia del año pasado.

 

CIUDADANOS

 

El dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, considera que lo mejor que se puede hacer es estos momentos con la Constitución “es aplicarla”. “Es lo mejor que podemos hacer para defender la igualdad de todos los españoles, la libertad y la solidaridad y la garantía de vivir en un Estado democrático y de derecho”. No obstante, si se alcanza un acuerdo amplio sobre su reforma, indicó, “tendrá que ser una reforma seria, rigurosa para 40 años más de libertad, 40 años más de igualdad, 40 años más de solidaridad; no, desde luego, para romper nuestro país; no, desde luego para contentar a los que nunca estarán contentos, a los separatistas”. “El mejor antídoto frente a los que quieren romper España es ganarles en las urnas”, añadió, tras considerar a Inés Arrimadas como “la mejor presidenta que pueden tener todos los catalanes”.

En cuanto a la hipotética reforma de la Constitución, el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, finalmente, mostró desde Bilbao la disposición de su partido a participar en una reforma de la Constitución, si bien auguró un fracaso de la misma si no se abordan las “cuestiones nacionales” del País Vasco y de Cataluña.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar