Rajoy, dispuesto a reformar la Constitución pero no para contentar a quienes quieren liquidarla

El jefe del Ejecutivo ha  señalado que la Constitución de 1978 “garantiza nuestros derechos, nuestras libertades, afirma la igualdad de los españoles, la cohesión social y, sobre todo, es una Constitución que habla de democracia y de los grandes principios y valores que son el signo de identidad de las grandes constituciones de los países de nuestro entorno; es una Constitución que habla del Estado de derecho, del imperio de la ley y de la soberanía nacional y, por tanto, del derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que es su país”.

En este sentido, Mariano Rajoy  ha destacado que “la Constitución, como ha quedado demostrado en estas últimas fechas, puede defenderse cuando es objeto  de ataques por parte de dirigentes políticos, como ha ocurrido este año, donde por primera vez en su historia se ha aplicado un artículo plenamente constitucional y democrático como es el 155”. El presidente ha señalado que este artículo existe en todos los países de nuestro entorno y “solo se utiliza en circunstancias excepcionales de ataque a las normas que rigen nuestra convivencia”.

Reforma de la Constitución

En cuanto a una posible reforma del texto constitucional, Rajoy ha recordado que ya se ha modificado en dos ocasiones, “pues había una idea clara de lo que había que hacer”, y puede volver a revisarse en el futuro, “siempre y cuando no tenga por objeto contentar a aquellos que lo que quieren es liquidar la Constitución y que han afirmado que no están dispuestos a cumplirla. Para eso no se hace, de ninguna de las maneras, una reforma de la Constitución”.

Rajoy ha insistido en que está dispuesto a hablar sobre la revisión de la Carta Magna, pero ha dejado claro que no va a aceptar, en ningún caso, que se rompa la soberanía nacional. “Lo que sea España lo deciden todos los españoles y no solo una parte de ellos”.  Además, el presidente del Gobierno considera  fundamental que la reforma de la Constitución se lleve a cabo “con un consenso generalizado, como ocurrió en 1978”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar