Los exconsejeros excarcelados protagonizan la campaña de JxCAT y ERC

Turull y Rull.

Los exconsejeros excarcelados el pasado lunes Josep Rull, Jordi Turull y Cales Mundó fueron los protagonistas ayer de las campañas electorales de Junts per Cataluña y ERC, a falta de sus cabezas de lista, Carles Puigdemont, que está huido en Bruselas, y Oriol Junqueras, que permanece en prisión.

En un mitin celebrado en Reus, Turull criticó la “ignominia” a la que se somete a Cataluña, y aseguró que los ideales y la voluntad de servicio al pueblo es lo que les ha llevado a prisión, y apeló a la unidad de los independentistas porque su división es la gran esperanza del Estado. Rull insistió en que, tras salir de prisión, siguen con los ideales más fuertes que nunca. “Hemos votado ser libres y seremos libres”, sentenció.

El candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, que intervino en el mismo acto por videoconferencia, reclamó a Ciudadanos, PSC y PP, a los que se refirió como el “tripartito del 155”, que abandonen la “fantasía” de querer gobernar Cataluña “contra el criterio de los catalanes”. Dijo que su deseo es volver lo antes posible pero que eso implica tener la fuerza de los votos, por lo que llamó a que el 21-D sirva para “pasar página al artículo 155”.

Por su parte, Mundó, en un acto frente a la cárcel Modelo, criticó la aplicación del artículo 155, que consideró una “anomalía, una imposición y un abuso del derecho” sobre los catalanes. “Si quieren que Cataluña no progrese, tienen que decirlo”, añadió. En un mitin en Tàrrega, la número dos por Barcelona, Marta Rovira, auguró “días oscuros” si el 21-D gana “el bloque del 155”.

EL PAÍS informa de que Junts per Catalunya y ERC quieren prolongar tras el 21-D la dinámica del procés pero su estrategia pasa por no explicar cómo. Ambos apuestan por la construcción de una república catalana pero no establecen plazos para lograrlo y evitan referirse a la vía unilateral.

Por su parte, Mireia Boya, de la CUP, afirmó anoche que no tienen “nada que hablar con un Estado que no habla, sino que ordena”. Boya insistió en que la única forma de conseguir la república catalana es la “unilateralidad”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar