Homenaje a Miguel Ángel Blanco y demás víctimas del terrorismo

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha trasladado el orgullo de vivir en una Galicia que recuerda, acompaña y tiene siempre presente las víctimas del terrorismo; “de vivir en una tierra que no se resigna a vivir en la indiferencia. Y que rechaza pensar que el sufrimiento de personas como Mar Blanco es agua pasado”, ha aseverado.

Durante el acto de descubrimiento de la placa de homenaje a Miguel Ángel Blanco y demás víctimas del terrorismo, organizado por el Ayuntamiento de Santiago, Feijóo ha abogado por leer y releer la historia, “y animar nuestros hijos a que también lo hagan”, para que nunca nos olvide y para descartar la amnesia colectiva sobre todas las formas de terrorismo que amenazaron, y que siguen amenazando, la convivencia en paz.

En esta línea, ha asegurado que en esta placa están representados quienes hicieron más grande a democracia del país enfrentándose al terror. “Esta placa, al igual que la Medalla de Oro de Galicia que recogió Mar Blanco en nombre de su hermano, el pasado mes de julio, salda una pequeña parte de la deuda que tenemos con todos los que dieron su vida por una Galicia y una España libre”, ha abundado.

A lo largo de su intervención, Feijóo ha tenido también un recuerdo especial para las víctimas Manuel Vázquez Cacharrón, Pedro Cabezas González, Constantino Limia Nogales, María Mercedes Domínguez Rodríguez o Ricardo Couso Río, “cinco huellas del terrorismo que quedarán para siempre jamás en las calles de Compostela”.

El presidente del Gobierno gallego ha concluido expresando la necesidad de que la misma unidad que se tuvo durante décadas para luchar contra el terrorismo se tenga siempre para luchar contra el olvido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar