La juez Lamela recuerda a los exconselleiros que no se les persigue por defender sus ideas

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela recordó ayer a los exconselleiros de la Generalitat que no se les persigue por sus ideas ni por defender la independencia de Cataluña, si no por “tratar de cambiar totalmente al margen de las vías legales la forma de gobierno participando decisivamente en los actos que desembocaron en la celebración de un referéndum independentista”. Así lo asegura en la resolución en la que confirma la orden de busca y captura de los exconselleiros Antoni Comín y Meritxell Serret, que se encuentran en Bélgica.

La juez considera que los antiguos miembros de la Generalitat “promovieron y utilizaron la fuerza intimidatoria y violenta de los sectores independentistas de la población” para celebrar la consulta, y “llamaron a la insurrección y contravinieron frontalmente la legalidad y el ordenamiento constitucional”.

Por otro lado, la defensa de los exconselleiros Jordi Turull y Josep Rull ha pedido a la Audiencia Nacional su puesta en libertad aduciendo que se limitaron a convocar el referéndum, sin “organizar o instigar por ninguna vía” tumultos ni actos de desobediencia a la acción de las autoridades o sus agentes. Asimismo, los abogados piden a la Sala que aparte a la juez Lamela del caso porque “el delito de rebelión nunca ha sido competencia de la Audiencia Nacional”.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto