Análisis de la implantación empresarial en un Foro de El Correo Gallego

 

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, participó en Santiago en un foro convocado por el Grupo Correo Galleego en el que se analizaron las perspectivas de futuro que la Ley de implantación empresarial abre para la industria gallega, destacando que la normativa da una respuesta ágil y competitiva que tiende puentes a la inversión. El titular de Economía explicó que el texto normativo ofrece soluciones a las necesidades actuales de la economía global y digital facilitando la burocracia y la fiscalidad a las empresas que deseen instalarse en Galicia y siendo sensible con las demandas de los principales agentes económicos.

Conde expuso que se trata de buscar nuevos mercados favoreciendo la tramitación administrativa que tiene que ser “una garantía y no una encrucijada que ralentice o disuada la actividad económica”. Indicó que en un momento en el que Galicia está proporcionando estabilidad institucional, solvencia y fiabilidad es necesario “blindar las perspectivas económicas”, por lo que en este contexto nació la ley para dar soluciones a las necesidades actuales del tejido productivo gallego y para contribuir a armar una industria más competitiva. Lo que se pretende es ofrecer una puerta abierta a la inversión empresarial, hacer despuntar sectores emergentes, como el aeronáutico, y otros ya estratégicos, como la automoción o el agroalimentario, generar empleo de calidad y crear una alianza entre la Administración autonómica y los ayuntamientos.

De este modo, la Xunta puso en marcha la iniciativa Concellos Emprendedores, un llamamiento a la cooperación institucional para que toda empresa que se decida invertir en Galicia no encuentre ningún laberinto de trámites y obstáculos que sortear. Ser un Concello Emprendedor es, en palabras de Conde, redoblar los recursos que desde el ámbito municipal se pueden ofrecer para dinamizar la economía de cada zona. “Supone una colaboración en red entre todas las administraciones”, subrayó.

Los municipios que se adhieran la esta actuación ofrecerán más simplificación administrativa, porque las licencias de obras en estas localidades se expedirán en un plazo máximo de 30 días; más facilidades en la adquisición de parcelas a través de bonificaciones en el precio del suelo; y más incentivos fiscales. Ofertarán, además, bonificaciones de hasta el 95% en impuestos locales como el IBI, el IAE y el ICIO.

A cambio, recibirán prioridad en ayudas de la Xunta por valor de 43 millones de euros relacionadas con el empleo, el desarrollo industrial, la eficiencia energética y sostenibilidad y comercio.

Conde también aseguró que este nuevo marco normativo impulsará la economía gallega ofreciendo confianza para competir e innovar en un clima de cooperación laboral y de mejora de la calidad en la gestión empresarial.

El conselleiro de Economía, asimismo, afirmó que la Ley de implantación empresarial dará un mayor ánimo la aquellos sectores que se asientan en torno a los recursos naturales, como son el eólico, forestal y minero.

Por último, apuntó que la normativa se sustenta en recursos financieros como es el programa Reacciona del que hoy mismo se publican en el Diario Oficial de Galicia (DOG) los resultados de la segunda edición de esta convocatoria. La Xunta concedió 490 ayudas que beneficiaron a un total de 376 empresas por valor de más de 445.000 euros. Entre los sectores más destacados, un 36% de las empresas que recibieron apoyo pertenecen al ámbito industrial; un 30% se dedican a servicios a empresas; un 14% al comercio minorista; y un 7% a la hostelería y comercio al por menor. Desde 2013, se está ayudado con esta iniciativa a cerca de 1000 empresas con más de 1500 servicios.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar