Prensa: movilizaciones en Cataluña sin apoyo de UGT ni CCOO

RESTAURAR LA LEY EXIGE CONTROLAR EL ORDEN PÚBLICO

«Solo desde la temeridad y el adanismo se puede entender que las fuerzas políticas y las entidades sociales independentistas consideren un éxito la huelga de ayer en Cataluña». «El paro convocado por el sindicato separatista CDC registró un seguimiento mínimo y residual». «Tan solo se dejó sentir en los transportes, aunque ello causó un gravísimo perjuicio de movilidad para los ciudadanos». «La huelga fue un chantaje -uno más- del soberanismo, obsesionado con activar el clima de agitación social que precedió a la declaración unilateral de independencia, anulada ayer por el TC». «La escasa incidencia del paro no resta importancia al hecho de que se trataba de la primera movilización tras la aplicación del artículo 155». «El control de la seguridad, por tanto, correspondía al Estado. Y aunque se entiende el temor del Gobierno a que se reprodujeran imágenes como las del 1-O, las algaradas promovidas por el separatismo perjudicaron a muchos ciudadanos». «Resulta inadmisible que apenas una decena de activistas logren cortar una autopista, que se altere el orden en Sans, que se bloquee el AVE o que se permitan altercados en la frontera con Francia. Los independentistas fracasaron en su objetivo de ‘parar’ Cataluña, pero los fallos en la seguridad en una jornada clave revelan la mojigatería del Estado justo cuando no caben titubeos». «No se comprende que le Ejecutivo, que con el respaldo de PSOE y CS intervino la Generalitat, se muestre ahora tan timorato».

EL MUNDO 3. Editorial

BOICOT FALLIDO A LA DEMOCRACIA

«·Lo ocurrido ayer en Cataluña no fue una huelga general, sino el enésimo intento de un boicot violento a nuestra democracia por parte del independentismo más irracional». «El paro masivo convocado ayer resultó un absoluto fracaso en Cataluña, y la movilización de los separatistas en apoyo de Puigdemont y los miembros de su antiguo gobierno encarcelados ni siquiera llegó a simulacro». «Fue otra fase más de una pantomima alimentada con protestas minoritarias, pero muy violentas, para tratar de mantener vivo un proceso separatista que ya no tiene más recorrido». «Realmente nadie del movimiento independentista se ha dado cuenta de que son rehenes de su propia inconsciencia y de que el responsable de este desaguisado que arrastra a Cataluña a la ruina es un delincuente que permanece huido de la Justicia española». «Resulta irrisorio que colectivos de universitarios exijan a los rectores aprobar sin exámenes porque dedican su tiempo a luchar por la independencia». «Resulta trágico que haya profesores de escala infantil que aleccionen a los niños con la falsa existencia de presos políticos en España». «Resulta llamativo que el PSOE haya apoyado en el Congreso una iniciativa de ERC en defensa del sistema educativo impuesto durante décadas en Cataluña». «El independentismo se ha roto en pedazos y muchos de los que aclamaban a Puigdemont ya lo perciben como como un simple iluminado que consiguió engañarlos a todos».

ABC 4. Editorial

OBJETIVO: PARALIZAR EL PAÍS

«Cataluña vivió ayer otra jornada de huelga general, convocada por el sindicato minoritario Intersindical-CSC, y respaldada por la CUP, ERC y las entidades soberanistas ANC y Òmnium Cultural». «Unos y otros llegaron a la conclusión de que lo mejor que podían hacer en pos de sus intereses y de su país era paralizar Cataluña». «La huelga tuvo un seguimiento desigual. Este tipo de huelgas tienen un elevado precio, que no pagarán únicamente las entidades contra las que se convoca, sino el conjunto de los ciudadanos». «Algunos lo pagaron ayer al verse bloqueados y perder tiempo y recursos. Pero seremos todos los que acabaremos pagándolo, en mayor o menor medida». «La fuga de los grandes bancos catalanes y de las principales empresas no es un hecho inocuo ni que se agote en sí mismo». «La inversión extranjera se está retrayendo, mientras cae en picado la imagen de Cataluña, que lleva tiempo jugando con fuego». «El resultado de esta deriva, a corto plazo, es que la huelga de ayer produjo una importante afectación sobre el conjunto de los ciudadanos que no se corresponde, para nada, con su seguimiento real». «El resultado, si se sigue por este camino, puede ser mucho más gravoso».

LA VANGUARDIA 26. Editorial

UNA HUELGA POCO GENERAL

«El paro político disfrazado de huelga general para protestar por el ingreso en prisión de la mitad del Gobierno de la Generalitat no tuvo la incidencia que pretendían los organizadores». «Lo que sí hubo fue mucha afectación como consecuencia de los cortes de carreteras y de los bloqueos de las líneas de tren». «Miles de catalanes no consiguieron llegar a su trabajo contra su voluntad, con lo que sí hubo consecuencias, una vez más, para la marcha de la economía». «El escaso éxito de la huelga general debería hacer reflexionar al conjunto del movimiento independentista». «Los pasados 6 y 7 de septiembre los sectores más radicales tomaron las riendas y dieron e impusieron la unilateralidad institucional combinada con el traslado de la dirección del movimiento a la calle». «Un paso al frente que no solo ha dejado en suspenso el autogobierno catalán, sino que ha puesto en jaque el bienestar económico y ha evidenciado la falta de viabilidad de la de independencia, al tiempo que ha profundizado en la fractura de la sociedad». «Todas las ideas se pueden defender legítimamente, pero quienes se llenan la boca un día sí y otro también de que anteponen ‘los intereses de país’ a cualquier otra cosa no pueden ser lo que lo paralizan, lo fragmentan y lo desnaturalizan». «El independentismo corre el peligro de querer doblar la apuesta del sueño a cambio de una realidad infernal».

EL PERIÓDICO 12. Editorial

ES NECESARIO UN CONTROL CONTRA LA MANIPULACIÓN DE TV3

«El proceso de ‘normalización’ política de Cataluña tras la restauración de la Generalitat y la aprobación del Estatuto se cimentó sobre dos patas. La primera fue la política de »inmersión lingüística’, lo que suponía que el catalán fuese la lengua exclusiva en la educación, con un rechazo frontal al castellano». «La segunda fue la creación de TV3, que ha acabado siendo la herramienta imprescindible para construir el imaginario nacionalista, las fobias, enemigos, victimismos, agravios, incluso odios, como estamos comprobando estos días». «Podemos decir que ambas patas forman ahora una sola: educar para la diferencia y la exclusión». «El uso de los niños en la propaganda independentista ha llegado a límites éticamente inaceptables y que incluso podrían derivar en responsabilidades penales». «TV3 no solo es una máquina de manipulación y agitación, sino que está legitimando conscientemente al Governcesado». «Más pronto que tarde hará falta un control racional que mantenga los mínimos niveles deontológicos. Los catalanes no se merecen TV3».

LA RAZÓN 3. Editorial

Huelga fallida pese al vandalismo

«Cataluña vivió ayer una huelga general a favor de la República Catalana y de la liberación de los ‘presos políticos’ con un nivel de seguimiento ínfimo, se cumplieron». «Ni siquiera el respaldo de los partidos independentistas y de sus organizaciones afines, como la ANC y Ómnium, llegaron a paralizar la actividad». «Pese a las molestias y pérdidas, el vandalismo no logró ocultar la realidad: la huelga general del 8-F fue un fracaso».

EL ECONOMISTA 3. Editorial

EL PSC VUELVE A CAER EN LA ALIANZA CON LOS NACIONALISTAS

«Una de las distorsiones que desequilibran la política española es la fascinación de la izquierda por el nacionalismo, toda una incongruencia ideológica». «El progresismo oficial aún se muestra renuente o incapaz de una defensa desprejuiciada del patriotismo español. Como si un sentimiento de culpa o una caduca Convergencia antifranquista le hiciera albergar un complejo de inferioridad respecto de quienes anteponen la parcela propia al bien común, y reivindican supuestos privilegios históricos en vez de igualdad y solidaridad». «Sorprende igualmente la decisión del PSC de aliarse para el 21-D con exponentes de la antigua Unió que, como Ramón Espadaler, han gobernado con la Convergència de Artur Mas. La estrategia atrapalotodo de Miquel Iceta espera rebañar algún voto en los huérfanos desencantados del nacionalismo moderado. Pero, en lo político, no deja de ser una incoherencia que el socialismo reedite el retorno a la connivencia con los causantes de la crisis de la que se pretende salir».

EL MUNDO 3. Editorial

XAVIER TRIAS DEBE DIMITIR Y DEJAR LA POLÍTICA

«El alcalde de Barcelona y actual portavoz municipal del PDEcat, Xavier Trias Vidal, ha reconocido la existencia de un ‘trust’ familiar administrado por un banco suizo del que, según su abogado, no tenía la menor noticia». «Aunque ese reconocimiento es un primer paso en la dirección correcta, no parece que vaya a ser suficiente, a tenor de las evidentes contradicciones en las que está incurriendo quien fuera azote del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien acusó de manera espuria de haber fabricado prueba falsas en su contra». «Es evidente que Xavier Trias, sobrevenido separatista furibundo, no dice toda la verdad sobre el fondo fiudiciario creado por su familia en el que figura con nombre y apellidos y que es una fórmula habitual para ocultar grandes fortunas, lo que debería llevarle a la única decisión correcta: dimitir de todos sus cargos públicos, al menos, por coherencia con sus coléricas exigencias de dimisiones ajenas».

LA RAZÓN 3. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar