Rajoy advierte que “no hay mediación entre la ley y la ilegalidad”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compareció en el Congreso de los Diputados, donde pidió a Puigdemont “un mínimo de generosidad” para responder al requerimiento enviado por el Gobierno y abrir “vías de cara al futuro”. “En su mano está”, reiteró. “Basta simplemente con que diga que no declaró la independencia”, indicó. Recordó que “sin ley no hay democracia” y pidió “poner fin a este desgarro y hacerlo con serenidad, con prudencia y con el objetivo común de recuperar la convivencia”.

El jefe del Ejecutivo apeló al diálogo, pero dentro de la ley y siempre que no se trate de “la apariencia de un diálogo equívoco” que suponga la “imposición unilateral de puntos de vista que se saben imposibles de aceptar por una de las partes”. Descartó también tratar de llegar a acuerdos “sobre lo que está expresamente prohibido en el artículo 2 de la Constitución”, esto es, la titularidad de la soberanía nacional y la indivisibilidad de España, pero se mostró abierto a dialogar “sobre la cantidad y la calidad de los servicios públicos, sobre su financiación, sobre el perfeccionamiento del autogobierno, sobre cómo combinar la eficiencia y la solidaridad, sobre la rendición de cuentas”. No obstante descartó una “mediación” que “dé carta de naturaleza a la actuación desleal del Gobierno catalán”. “No hay mediación posible entre la ley democrática y la desobediencia o la ilegalidad”, afirmó.

Adjuntamos el video completo de la sesion del Congreso, en el que se puede avanzar con la barra de control situada bajo la imágen.

Rajoy afirmó que “en una democracia deliberativa como la nuestra todo es susceptible de ser dialogado” y abrió la puerta a modificar la Constitución que, dijo, “dista mucho de ser una ley perpetua, ni tiene pretensión de serlo”. “Todas y cada una de sus determinaciones, incluidos sus preceptos más esenciales, pueden ser modificadas”, indicó.

La portavoz socialista, Margarita Robles, invitó al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y a los representantes del Parlamento catalán a explicar su proyecto en el Congreso. “Queremos escenarios de diálogo pero aquí, en esta sede parlamentaria, en el marco de la Constitución”, dijo, y rechazó cualquier otra mediación. “No necesitamos más mediadores que nosotros, que somos los representantes de la soberanía popular”, afirmó y aseguró que el PSOE “no va a aceptar nunca la quiebra de la ley ni la quiebra del Estado de derecho” que supone una declaración unilateral de independencia que “deja fuera a una parte importante de los catalanes”. Robles reiteró el respaldo del PSOE a la decisión del Gobierno de activar el artículo 155 de la Constitución “en defensa de los derechos constitucionales y del diálogo”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se congratuló de que el Gobierno haya “recapacitado” y tomado la decisión de “defender la Constitución” con el artículo 155, al tiempo que reclamó “poner fecha” a unas elecciones autonómicas. Consideró que “la inmensa mayoría de los españoles” se van a acabar enfadando si no se aplica la Constitución “contra los golpistas” en Cataluña, a los que “no se puede premiar con nuevos privilegios”.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto