Periodistas de la UE y América Latina debaten en Bogotá sobre los desafíos actuales

Las dramáticas transformaciones que están sufriendo los medios de comunicación, fenómenos como la posverdad y las herramientas para contrarrestar las falsas noticias, así como la necesidad de que la Unión Europea y Latinoamérica estén unidos para asumir los desafíos actuales, fueron algunos de los temas tratados en la primera jornada del III Congreso Celac-UE de Editores de Medios, que se está realizando en Bogotá, con la organización de Prestomedia Grupo, EL TIEMPO como anfitrión, y la colaboración de la Asociación Colombiana de Medios de Comunicación (AMI).

“Es una auténtica tragedia que las mentiras pasen y sean movilizadas y las personas terminen asumiendo como verdad algo que no lo es”, dijo el periodista polaco Maciej Stasinski, de la Gazeta Wyborcza.

La inauguración contó con las palabras iniciales de Margaritis Schinas, portavoz de la Comisión Europea, y la intervención de la canciller colombiana, María Ángela Holguín, quien destacó los logros de la administración de Juan Manuel Santos y la proyección internacional del país en un contexto marcado por el proceso de paz, las dificultades del ascenso de Donald Trump en Estados Unidos, la crisis social, política y económica de la vecina Venezuela y las buenas relaciones con Europa.

Por su parte, el director de EL TIEMPO, Roberto Pombo, resaltó la forma en que la gente y las sociedades se están informando, pero llamó la atención sobre cómo a través de esas mismas plataformas tecnológicas se está manipulando la opinión pública con mentiras convertidas en verdades y verdades dichas a medias. “Nunca se había visto tanta necesidad de ingenio ni una situación de tanta incertidumbre”.

Ante ese panorama en el que se les está disputando a los medios tradicionales el “monopolio de la verdad, de las fuentes y de las plataformas y que hay una crisis de credibilidad, “están trabajando todas las cabezas pensantes de los medios, para hacer frente a esta revolución de la manera más renovadora posible”, explicó Pombo.

De hecho, una de las propuestas en el panel de innovación fue la de “retornar al “periodismo de campo”, en el sentido de buscar historias originales y exclusivas, pues la única forma de tener valor agregado es hacer lo que no ves en la red”, apuntó Pierre Ausseill, director para Latinoamérica de la agencia AFP (véase entrevista).

Las noticias falsas crean dos fenómenos en la sociedad, la fragmentación y la consolidación. El primero está en la polarización política y religiosa, entre otros, y el segundo en el que al lector le cuesta trabajo diferenciar entre la opinión y las noticias”, explicó Ricardo Gandour, director ejecutivo de Periodismo CNB de Brasil, en el panel moderado por el subdirector de información de este diario, Andrés Mompotes.

A su turno, Ricardo Ávila, director de Portafolio, recalcó que a pesar de la fuerza que está tomando la inversión China en la región, esta no presupone la no llegada de recursos de inversión desde la UE, y un ejemplo es la inversión en bienes primarios, que ahora ha evolucionado hacia tecnología. “Más allá de registrar las tendencias, hay que tener reglas de juego buenas, respeto de las leyes, y buen tratamiento de los trabajadores”.

Y en el foro sobre los acuerdos medioambientales de París, Paulo Antonio Paranagua, jefe para América Latina de Le Monde, dijo: “El Acuerdo de París es uno de los grandes éxitos de la democracia internacional; sin embargo, estamos inmersos en un planeta donde todas sus organizaciones son impotentes”; y ante los ataques sufridos, por ejemplo, por el abandono de EE. UU. del pacto, dijo: “Los medios no somos predicadores, ni políticos ni profesores. Nuestro deber es informar y analizar, no nos demos misiones que no corresponden”.

La jornada se cerró con el panel sobre la crisis económica mundial, en la que se concluyó que si las medidas nacionalistas del presidente estadounidense, Donald Trump, se hacen cada vez más reales, los países de América Latina y de Europa deberán fortalecer sus lazos comerciales.

En la noche, los editores fueron recibidos por el presidente Santos.

‘Robots para hacer periodismo con data’

“Los robots nunca podrán ser periodistas y un periodista nunca debe actuar como robot”. La sentencia del periodista español Alberto Barciela en la instalación del tercer Congreso de Editores de Medios de la Unión Europea-América Latina y el Caribe puso a pensar a más de uno, pero lo que sorprendió a todos es que la Agencia Francesa de Prensa (AFP) anunció que trabaja en una fase experimental para poner robots a que ayuden a hacer noticias. Pierre Jacques Ausseill, director de AFP para América Latina, habló con EL TIEMPO.

¿Usted anunció la incursión de robots en el periodismo?

Es un poco prematuro plantearlo así, pero estamos trabajando con Google para producir periodismo con data, aprovechando la gran cantidad de información, que permitirá verificarla y analizarla. Un robot comparará informaciones, declaraciones y datos para recuperar información histórica y darles contexto a las noticias.

Eso permitirá comparar declaraciones y datos mantenidos como verdades por políticos o funcionarios. En el futuro vamos a ver cómo robots, monitoreados por periodistas, podrán escribir pequeños textos como el resumen de un partido de fútbol, previa preparación de un formato y aunque esa información no va a tener una ‘intención’, sí tendrá los datos exactos como, por ejemplo, en qué minuto del partido se pitó un tiro libre, quién lo cobró, si hizo gol… Esto no es para despedir periodistas, sino para que ellos profundicen en otros elementos del partido.

Eso lo podremos hacer con un software que se está desarrollando, pero siempre con la supervisión de un periodista para poder darle un valor añadido a un hecho, más allá de lo que se puede ver en la red.

¿Qué más innovaciones preparan?

El ADN de las agencias de noticias es enviar noticias reales y verificadas antes que los competidores. La foto del triunfo de Usain Bolt en los 100 metros planos en los Olímpicos en Río estuvo a disposición de los clientes de AFP 40 segundos después de cruzar la meta.

Muchas veces los periodistas no son los primeros en relatar un evento, sino la gente que está presente con un celular y una red social. Las fotos que nos llegan de cualquier hecho son como un ‘paquete bomba’, que hay que tratar con cuidado, pues pueden ser falsas o manipuladas. Tenemos un software que nos permite ver las redes sociales simultáneamente y programas que nos indica si la imagen es falsa o retocada. Así luchamos contra las noticias falsas.

En Venezuela hay crisis y guerra de información. ¿Cómo la valora?

Es complicado. No queremos ser instrumentalizados, pues no queremos tomar posición, pero a veces algún bando puede utilizar nuestra información para su beneficio. Guardamos la distancia frente a lo que pasa y les pedimos a nuestros periodistas que no contesten en las redes sociales a los comentarios o provocaciones.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto