La patronal catalana alerta ante la fuga de empresas

La patronal catalana Foment del Treball hizo una declaración oficial en la que alertó de las “consecuencias irreparables para Cataluña y España” que supondría una declaración unilateral de independencia y llamó a la “responsabilidad y al diálogo” a los dirigentes políticos para “no avanzar ni un paso más en el incierto camino” iniciado y “reconducir cuanto antes la situación desde el respeto a la legalidad”.

“El incierto camino elegido por las fuerzas políticas con una estrecha mayoría en el Parlament durante septiembre ha traspasado fronteras de ilegalidad conduciendo al país hacia el descrédito nacional e internacional y quién sabe si a la insolvencia económica”, advirtió.

Según la patronal catalana, hay “centenares” de empresas que están abandonando Cataluña, que “podrían ser miles”, “numerosos clientes de fondos de ahorro y de inversión trasladan sus cuentas fuera”, “sectores industriales importantes suspenden nuevas inversiones” y “las reservas turísticas se hunden un 50% respecto a sus niveles habituales de ocupación”. “Sin empresas no hay país y perderlas nos empobrece”, señala el texto.

Foment lamentó en su comunicado que “sindicatos absolutamente minoritarios convocan continuamente huelgas generales destinadas a servir de base a la perturbación continuada del orden laboral y la vida ciudadana” e insistió en subrayar el “camino de incertidumbre” ante la “grave situación social y económica” que vive Cataluña”.

Por su parte, ayer el vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, apeló a la “cordura” para no hacer boicot a los productos catalanes, lo que consideró una “mala noticia” no sólo para Cataluña sino también para España.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló desde Bruselas que la “triste” salida de empresas de Cataluña “ha puesto de manifiesto no tanto el escenario de independencia que no va a tener lugar, sino fundamentalmente la irracionalidad y radicalidad de las políticas que ha implementado el Gobierno de la Generalitat”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona reconoció ayer que la crisis política está afectando al turismo y se ha producido una caída en las reservas de hoteles.


© 2011 Galega de Comunicación e Información, S.L.U. - Aviso legal - Contacto