Trapero acepta su cese y pide a los Mossos lealtad con el nuevo mando

El hasta ayer mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, acató su cese por parte del Gobierno y pidió a los agentes de la policía catalana que mantengan la “lealtad y comprensión” hacia las decisiones de los mandos que le relevarán. En una carta dirigida a los agentes del cuerpo, Trapero subrayó el “inmenso honor” que le ha supuesto estar al frente de los Mossos, una organización “profesional, moderna y eficaz, con una ambición constante para sobresalir en todo lo que hace”. El nuevo jefe de los Mossos, el comisario Ferrán López, pidió a los agentes que continúen trabajando con la misma “profesionalidad y lealtad” con la que han actuado hasta ahora y garantizó que mantendrá intacta la actual estructura de mando y el “normal funcionamiento” del cuerpo.

Los Mossos d’Esquadra, en otro orden de cosas, retiraron ayer el servicio de escolta a los consellers de la Generalitat cesados por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución, aunque lo mantienen por motivos de seguridad para Carles Puigdemont, destituido como presidente del ejecutivo catalán. Según fuentes del cuerpo policial, la retirada del servicio de escoltas es una decisión del nuevo jefe de los Mossos, adoptada por criterios técnicos y no políticos, como ocurre en la mayoría de casos en que un conseller deja el cargo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar