Cataluña debe volver a la normalidad según la prensa nacional

CATALUÑA DEBE RECUPERAR CON RAPIDEZ LA SEGURIDAD JURÍDICA Y LA CALMA INVERSORA

“Uno de los indicadores más fiables de los daños causados en la sociedad catalana por el secesionismo es el cambio masivo de sede de las empresas”. “Desde el viernes pasado, hay razones para suponer que con la recuperación de la estabilidad política se restaurará la seguridad jurídica, un intangible que para los inversores condiciona en primera instancia la rentabilidad futura del capital”. “Todas las instituciones económicas internacionales y también el Gobierno español están de acuerdo en que el daño causado por el fallido intento independentista está en relación directa al tiempo que tarde en restablecerse la seguridad política y jurídica de Cataluña”. Por ello, “es imprescindible estabilizar la política y la economía catalana con cierta premura”. “Los signos de normalización que proceden de los mercados son las medicinas más eficaces para recuperar la confianza empresarial”. “No basta con la intervención política del Estado para recuperar la estabilidad. Una de las condiciones indispensables para recuperar el curso económico es que no se produzca un rechazo inmotivado de los productos catalanes en el resto de España”. “Sería conveniente que el Gobierno hiciera un llamamiento público en favor de la normalidad del consumo y de rechazo absoluto de las campañas anticatalanas”.

EL PAÍS 12. Editorial

EL DESAFÍO AL ESTADO NO PUEDE QUEDAR IMPUNE

“A la determinación mostrada por el Senado y el Gobierno para hacer frente al desafío separatista, se sumó ayer la firme iniciativa de la Justicia”. Las querellas presentadas por el fiscal general del Estado completan “la acción coordinada de sus tres poderes con el objetivo no sólo de detener la insurrección puesta en marcha hace años por los máximos responsables institucionales de Cataluña. También para evitar que queden impunes las irresponsables decisiones con las que han puesto en riesgo la estabilidad política, social y económica del país”. El Supremo, donde se juzgará a los miembros de la Mesa del Parlament por estar aforados, admitió ayer a trámite la querella de la Fiscalía. En breve, hará lo propio la Audiencia Nacional, donde se instruirá la causa contra los exmiembros del Govern. En un ejemplo más del “delirio esperpéntico en el que se ha instalado Puigdemont, y de su ánimo retador, el expresidente de la Generalitat y cinco de sus exconsellers viajaron a Bruselas y desencadenaron especulaciones sobre una posible petición de asilo, además de escenificar un hipotético gobierno en el exilio. Una actitud que contrasta con el acatamiento de las consecuencias de la aplicación del artículo 155 de la mayor parte de los cargos afectados, entre ellos la propia Forcadell”. “Las actuaciones del Senado, del Gobierno y de la Fiscalía han conducido a los independentistas a un callejón sin salida y a tener que asumir la imposibilidad de llevar a cabo sus propósitos. Pero no es suficiente: los ciudadanos merecen la certeza de que delitos tan graves no queden impunes”.

EL MUNDO 3. Editorial

LA FISCALÍA DEFIENDE LA CONSTITUCIÓN

La Fiscalía ha vuelto a actuar “como vanguardia del Estado de Derecho para depurar las responsabilidades penales de los dirigentes del proceso separatista catalán”. “Las querellas del Ministerio Fiscal están bien argumentadas y sus peticiones se corresponden con la gravedad de unos hechos que no limitan sus efectoS a Cataluña, sino que lo extienden a toda España, razón por la que han presentado las querellas ante el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional”. “La independencia de los jueces no garantiza a nadie de antemano el resultado final de estas acciones penales, pero lo importante es que el proceso separatista no genere espacios de impunidad a rebufo de una pretendida solución política. Nada hay más falso que tachar estas querellas como una judicialización de la política y nada hay más legítimamente político en democracia que aplicar la ley y hacerla respetar cuando es vulnerada”.

ABC 4. Editorial

CLAUDICACIÓN INSTRUMENTAL DEL SEPARATISMO

El PDECat y ERC dieron ayer por hecho que se presentarán a los comicios del 21 de diciembre. Podrán argüir cualquier tipo de “disparate”, pero la realidad es que “deben rendirse a la evidencia de que el independentismo rebelde está siendo derrotado por la letra y el espíritu de la ley, y que la deriva separatista les ha conducido a un callejón sin más salida que unas elecciones legales”. Esta repentina aceptación de las normas no logra, sin embargo, esconder “la táctica del independentismo”, que intentará validar el 21-D-el 1-O. “Depende de los partidos constitucionalistas dar una respuesta solidaria y consecuente a una estrategia electoral que de ninguna manera significa la capitulación del separatismo”.

ABC 4. Editorial

LA HORA DEL PRAGMATISMO

Aunque el día de ayer no careció de alguna sorpresa, como el inesperado viaje de Puigdemont y cinco de sus exconsellers a Bruselas, la respuesta a la aplicación del artículo 155 fue “relativamente tranquilizadora”. “La decisión de PDECat y ERC de acudir al 21-D nos parece positiva”. “La razón pragmática” aconseja apuntarse a los comicios. “Y así parecen haberlo entendido los partidos nacionalistas”. En la misma línea, Carme Forcadell asumió la disolución del Parlament. “El pragmatismo estaría pues imponiéndose en la administración catalana en cuyos altos niveles no se registraron dimisiones”. Ayer también se produjo la presentación por parte de la Fiscalía General del Estado de dos querellas por rebelión, sedición y malversación contra el Govern y la Mesa del Parlament. “Un hecho relevante y no sin consecuencias. Porque si la campaña del 21-D llegara a verse salpicada por detenciones de políticos catalanes, la urgente pacificación de nuestra sociedad se vería frenada”. “La justicia debe sin duda seguir su curso (y puede hacerlo a varias velocidades). Ahora bien, la política del Estado no debe seguir siendo sólo reactiva. Debe ser sobre todo proactiva. Catalunya ha vivido largo tiempo al filo del abismo y ha pagado alto precio por ello. Ahora que se dan condiciones para estabilizarla ante horizontes más despejados nadie debería contribuir a incendiarla de nuevo”.

LA VANGUARDIA 30. Editorial

EL MUNDO PARALELO DEL INDEPENDENTISMO

“El abismo entre la realidad del país y las ensoñaciones del proyecto unilateral independentista quedaron ayer patentes con toda su crudeza. Mientras en Barcelona el cese del Govern y la disolución del Parlament para acudir a las elecciones del 21 de diciembre procedía con normalidad, Carles Puigdemont y cinco de los consellers depuestos de su Ejecutivo viajaron a Bruselas con la intención de pedir asilo político en Bélgica. Resulta esperpéntico -y un insulto para todas aquellas personas que en sus países sufren una opresión real- que en la Europa y la España de hoy alguien pueda plantearse seriamente que necesita exiliarse para que sus derechos no sean vulnerados”. “Resistir desde el exilio la supuesta opresión estatal y al mismo tiempo presentarse a las elecciones es una contradicción que ni siquiera la acreditada habilidad narrativa del independentismo puede sostener sin sonrojarse. Su mundo paralelo sería ridículo si no alargara de forma innecesaria un conflicto que ya ha causado un enorme daño a Catalunya”. “A las garantías del Estado de derecho deben apelar los acusados, no a un surrealista asilo en Bélgica”.

EL PERIÓDICO 14. Editorial

LA PATÉTICA ESCAPADA DE PUIGDEMONT

El mismo día que el fiscal general del Estado presentaba la querella contra Puigdemónt, éste hacía saber que se encontraba en Bruselas, “no se sabe haciendo qué, aunque flirteando con la idea de que se había exiliado”. “Todo indica que está dispuesto a seguir al detalle el guion del martirologio que su ‘estado mayor’ le tiene asignado y tan gustosa y enajenadamente está dispuesto a representar. Sin embargo, parece no tener en cuenta que, aunque él viva en una realidad imaginaria, el Estado y la Justicia actúan con especial escrúpulo sobre los hechos delictivos que van en contra del orden democrático y él ha cometido algunos de enorme gravedad”. “Se trata de una fuga con preocupantes signos patológicos y una manera de prolongar el fracaso del ‘proceso’, incluso con dosis de electoralismo”. “Puigdemont ha elegido el peor camino para afrontar su defensa: no ha comprendido que el ‘proceso’ ha fracasado, que la aplicación del artículo 155 no será un trauma insoportable y que la convocatoria de elecciones abre una perspectivas a esta situación. Es posible que no quiera aceptar la realidad de los hechos: que su propio partido participará en los comicios del 21-D”.

LA RAZÓN 3. Editorial

EL BÁLSAMO CONSTITUCIONAL DEL 155

“Normalidad institucional. Pero también en las calles”. “Y todo, gracias al tantas veces vituperado artículo 155 de la Constitución. Después de semanas en que la tensión política y social se superaba cada día, en una escalada sinfín de los partidos independentistas”, Cataluña y el resto de España “parecen haber alcanzado el sosiego y la tranquilidad para abordar todo el rosario de preocupaciones que atenazan a los españoles más allá del desafío soberanista”. “La mejor prueba del acierto de la aplicación de este artículo de la Constitución está en el rápido viraje de los independentistas, prestos ya a participar en los comicios autonómicos. Normalidad”.

LA RAZÓN 3. Editorial

 LA PANTOMIMA DEL SEPARATISMO

“La actitud de los máximos partidarios de la República de Cataluña evidencia su reconocimiento de que la arbitraria votación en el Parlament quedó en una pantomima incapaz de lograr respaldo internacional. Su nulo alcance permite a los mercados prever que, sea cual sea el resultado de las próximas elecciones autonómicas, el Gobierno que surja de ellas respetará la legalidad”.

EL ECONOMISTA 3. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar