El Senado ofreció un cara a cara con el Gobierno

El Senado ofreció al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, un cara a cara con el Gobierno, que sería el jueves por la tarde, en la comisión que tramita la aplicación del artículo 155, o en el pleno del viernes. El presidente de la Cámara Alta, Pío García Escudero, se lo comunicó por escrito después de que se iniciara el procedimiento con la constitución de la comisión preceptiva. El vicepresidente del Senado, Pedro Sanz, dijo que el dirigente catalán tendría la posibilidad de debatir con el Gobierno. No es sólo una “invitación a comparecer, habría un debate”, dijo, tanto si interviene en el pleno como en la comisión.

El portavoz del PDECat, Josep Lluís Cleries, pidió flexibilidad para permitir incluso que pudiera acudir hoy mismo a la comisión, sin esperar al jueves, cuando hay pleno en el Parlament. La petición fue apoyada por los demás grupos, incluido el PSOE, pero el PP la rechazó. El portavoz del Govern, Jordi Turull, dijo que tienen la “sensación” de que no hay ganas de que el president vaya al Senado. No obstante, indicó que verán si es materialmente posible, ya que su primera obligación es comparecer en el Parlament. “No tenemos miedo al debate, pero queremos que alguien autorizado diga el horario para poder hacerlos compatibles”, señaló.

Como estaba previsto, la comisión del 155 quedó constituida, con el presidente del Senado, Pío García-Escudero, también como su presidente, e inmediatamente se formó una ponencia con senadores de todos los grupos ocupada de estudiar las alegaciones de la Generalitat y las enmiendas que puedan presentar los grupos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar