La prensa editorializa sobre el avance de la sociedad catalana

LA SOCIEDAD CIVIL CATALANA RECUPERA LA VOZ

Cientos de miles de catalanes dejaron ayer claro lo cómodos que se sienten en el marco constitucional español y que no van a regalarles la hegemonía de las calles a los secesionistas. Cataluña ha demostrado que su sociedad es más plural de lo que dicen los separatistas. La de ayer fue una derrota de los independentistas que puede preludiar la que le pueden infligir las urnas. Si el 155 se aplica con mesura y con inteligencia, es muy probable que Cataluña recupere pronto la normalidad institucional. Entre los prejuicios que han dividido a la sociedad catalana, hay uno que debe caer cuanto antes, el de que los constitucionalistas son unos extremistas anticatalanes y de extrema derecha. No ha sido Puigdemont, sino la aplicación de la Constitución la que ha llamado a los catalanes a las urnas, las de verdad.

EL PAÍS 12. Editorial

CATALUÑA, CON LA DEMOCRACIA Y LA CONSTITUCIÓN

La masiva manifestación de ayer representó el feliz despertar de la resistencia, tras años de hegemonía nacionalista. El independentismo ha logrado reactivar a una mayoría que durante años ha permanecido en silencio. Más de un millón de personas defendieron en Barcelona la democracia y la convivencia, movidos por el derecho a vivir en una nación de ciudadanos libres e iguales. Fue un ejercicio de reafirmación de la doble identidad catalana y española. Asimismo fue una movilización en favor de la convivencia y de la reconstrucción de afectos, gravemente dañados por la quimera secesionista. Y fue también el certificado que rubrica el ocaso del procés. La encuesta que hoy publica EL MUNDOmuestra que una amplia mayoría de catalanes sigue siendo fiel a la Constitución de 1978. Las elecciones del 21-D son una oportunidad para que Cataluña regrese a la normalidad.

EL MUNDO 3. Editorial

PP Y PSC DEBEN PACTAR EN CATALUÑA

La unidad de los dirigentes políticos de toda ideología y ciudadanos de toda condición ayer en Barcelona desmiente a quienes dicen que la reacción del Estado frente al separatismo ha sido una iniciativa partidista del PP. Ayer la realidad era más rica, plural y diversa que la uniforme que quiere imponer el nacionalismo totalitario. La convocatoria de elecciones debe fructificar en una mayoría parlamentaria alternativa al nacionalismo. El debate en Cataluña no es entre izquierda y derecha, sino entre autonomistas y separatistas. Se acabó el mito de que sólo se puede gobernar Cataluña con postulados nacionalistas, y el de que Cataluña es nacionalista o no es Cataluña. Esto debe servir a PP y PSOE para enfocar el futuro de Cataluña sin prejuicios recíprocos y sin prejuicios hacia Cataluña. Socialistas y populares deben demostrar que pueden pactar entre ellos.

ABC 4. Editorial

TV3, canal del independentismo

Las televisiones públicas deben regirse por principios de objetividad, veracidad e imparcialidad para servir al interés general y representar al conjunto de los ciudadanos que sufragan su funcionamiento vía impuestos, pero TV3 hace todo lo contrario y es la mayor herramienta de propaganda y adoctrinamiento ideológico del separatismo. Su nocivo sectarismo ideológico la convierte en una televisión política que trabaja por y para los independentistas, obviando con ello su función de servicio público y su deber de pluralidad informativa.

ABC 4. Editorial

EL SEPARATISMO NO PUEDE GANAR

El lema de la manifestación de Barcelona era sencillo: la recuperación del seny. Ayer, quedó de nuevo claro que hay una Cataluña que se siente parte de España y que quiere seguir conviviendo en paz. Una Cataluña que ha estado silenciada, que no se sentía representada por la Generalitat, mientras ésta la consideraba una parte extraña dentro de ese identitario y totalitario sol poble. Esa recién nacida república catalana es un fraude y es evidente que no echará a nadar porque no cuenta con la mayoría social y no está respaldada por la legalidad. Tras el 155 para restituir las instituciones del autogobierno y la convocatoria de elecciones, la política en Cataluña vuelve a dar sus primeros pasos en términos racionales y dentro de la legalidad. El PP, el PSC y Cs deben tener en cuenta que su estrategia de cara a los comicios autonómicos pasa por la movilización del electorado. Aún hay muchas incógnitas abiertas para prefigurar un nuevo mapa electoral en Cataluña, pero lo importante es la suma total entre los partidos constitucionalistas, que deben elegir muy bien a su adversario principal y no desgastar a los aliados necesarios.

LA RAZÓN 3: Editorial

HAY QUE REPARAR EL ERROR Y RECONSTRUIR

En Cataluña la palabra clave ahora es reconstrucción. Es preciso reconstruir la paz social para favorecer el clima de tranquilidad y confianza que la economía necesita. La economía catalana estaba dando espléndidos resultados y la huida de las empresas ha sido un golpe tremendo. Sólo la paz social (no la resistencia numantina, no la violencia policial) permitirá revertir el estropicio y recuperar la vía de la prosperidad. La herida más importante que tiene abierta la sociedad catalana es la de su propia división. La masiva manifestación de ayer, en apoyo a la españolidad de Cataluña, demuestra que el independentismo ha despertado la españolidad de muchísimos catalanes. Debido al aventurismo del independentismo, el viejo catalanismo transversal, ambiguo e integrador, del que participaban en torno al 80% de los catalanes, ha dado paso a una Cataluña partida en dos bloques con proyectos antagónicos. Hay que evitar sobre todo que este antagonismo se caldee. Hay que relajar las calles y la vida colectiva. Y la única manera de lograrlo es confluir con normalidad en las elecciones del 21-D.

LA VANGUARDIA 28. Editorial

MANIFESTACIÓN CON AIRES DE CAMPAÑA ELECTORAL

La segunda manifestación a favor de la unidad de España fue de nuevo multitudinaria y tuvo unos innegables aires electorales. Mientras el independentismo sigue aturdido por la decisión de Rajoy de convocar elecciones para el 21-D, los partidos constitucionalistas se dieron ayer un baño de masas. Las elecciones autonómicas deben servir para que Cataluña abandone la vía muerta a la que la ha llevado la apuesta unilateral del independentismo. Deben servir también para que los ciudadanos, en las urnas, expresen su opinión sobre lo sucedido en estas semanas de vértigo y pasen las correspondientes facturas a quien consideren oportuno. El independentismo no tiene demasiado tiempo para decidir si concurre a las elecciones y si lo hace de nuevo en coalición. Boicotearlas sería un nuevo acto de irresponsabilidad a sumar a los ya cometidos, al margen de un suicidio político, ya que dejaría a casi la mitad de la población sin representantes en las instituciones.

EL PERIÓDICO 12. Editorial

UNA BUENA JUGADA DE RAJOY

Rajoy ha cobrado ventaja táctica sobre las fuerzas independentistas por su modulación en la aplicación del artículo 155. Las medidas tomadas dejan satisfechos al PSOE y Cs y, no menos importante, al PNV, que intentó mediar sin éxito. Con los comicios autonómicos catalanes fijados para una fecha tan temprana, Rajoy evita alargar incertidumbres y pilla con el pie cambiado y en plenas crisis internas a las fuerzas independentistas y a las que dudan de su posición como Podem. Los soberanistas afrontan la cita con la duda de cómo presentar ante sus votantes su participación en unas elecciones convocadas por el Estado español, lo que supondría admitir que la proclamación de la república no ha sido más que otra delirante ocurrencia sin efecto real.

EL ECONOMISTA 3. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar