Prensa nacional:Elecciones o artículo 155 de la Constitución

RESTABLECER LA LEY NO ADMITE CONDICIONES

“Fiel hasta el final al cálculo trilero como forma de entender la política, Puigdemont no desvela si cederá a las presiones que le suplican una convocatoria de elecciones para evitar la intervención del Estado o si vendrá a la Cámara Alta a traficar una vez más con su mercancía favorita: el victimismo. De quien sí esperamos claridad es del Gobierno, y de momento su mensaje no está siendo nítido”. “Las elecciones son útiles pero secundarias. Tan sólo el anuncio de una retractación explícita y de un regreso a la razón constitucional, ha recordado el Gobierno, detendría a estas alturas la aplicación del 155”. “Lo triste es que el principal socio del Gobierno discrepe respecto a la necesidad, hondura y duración de la intervención en Cataluña”. Dirigentes socialistas condicionan la aplicación del 155 a una hipotética convocatoria electoral de Puigdemont. “No sería poca claudicación que el todavía presidente de la Generalitat se aviniera a los comicios, pero tampoco es suficiente”. “El tiempo se acaba, y las oportunidades también. Lo que no se acaba es el daño económico que padecen los catalanes, víctimas de los dirigentes más irresponsables desde los años 30 del siglo XX”. “Los culpables deben rendir cuentas ya, porque mientras sigan ocupando las instituciones -a menos que experimenten una improbable conversión-, la zozobra económica, la inestabilidad política y la fractura social estarán garantizadas”.

EL MUNDO 3. Editorial

ELECCIONES PARA DETENER EL 155

La convocatoria de elecciones se ha convertido en la clave de la crisis en Catalunya. “Sobre Puigdemont recaen fuerzas divergentes”. La CUP admitió ayer que la convocatoria de elecciones está encima de la mesa del president. Una parte del independentismo ve las elecciones como “una rendición tras haber llegado las puertas de la DUI, y más aún con el precio pagado por ello”. Mientras, diversas voces del PP afirman que la convocatoria de elecciones ya no bastaría para evitar el 155, cuando hace días desde la Moncloa se decía lo contrario. “De ahí la opinión contraria del PSOE e incluso de Ciudadanos”. “Haría bien Puigdemont en fijarse en qué voces están a favor de convocar elecciones y cuáles no. Y haría bien Rajoy en no dejarse influir por quienes entre sus filas quieren aprovechar la crisis para avanzar su agenda recentralizadora o resarcirse del 1-O. Si Puigdemont convoca elecciones como siempre no hay motivos para el 155”.

EL PERIÓDICO 16. Editorial

PRIMERO, VOLVER A LA LEGALIDAD; DESPUÉS, CONVOCAR ELECCIONES

“En un momento en el que la legalidad democrática ha sido atacada, no vale persistir en los enredos gramaticales de los últimos días”. Mariano Rajoy propuso a Carles Puigdemont que convocase elecciones autonómicas para desbloquear la situación y dar una salida “formalmente democrática. No respondió a lo que hubiese sido una salida razonable, sin embargo abrió la veda de la elucubración estéril sobre si dichos comicios deberían ser autonómicos o constituyentes”. “Lo que corresponde en este momento es dejar el doble lenguaje -el de la doble legalidad- y cumplir las normas. Por lo tanto, no basta con convocar elecciones, sino que hay que acatar la legalidad y derogar las leyes aprobadas ilegalmente en el Parlament y restituir la Constitución y el Estatuto abolidos en las bochornosas sesiones del 6 y 8 de septiembre”. Puigdemont debería tener en consideración la propuesta del Senado de presentar las alegaciones que considere oportunas en la tramitación del 155. “Ese es el diálogo, el verdadero diálogo, sobre propuestas políticas concretas y no sobre el guion cerrado de negociar la ruptura territorial o un referéndum de autodeterminación”.

LA RAZÓN 3. Editorial

PODEMOS, CÓMPLICE DE SEPARATISMO

La carta que Pablo Iglesias ha envidado a su militancia es “la evidencia de que no solo no ha sido capaz de explicar su cínica posición respecto al proceso independentista, sino que además es el reconocimiento de que las expectativas electorales empiezan a ser demoledoras para su partido”. “Hablar, como hace Iglesias, de un ‘bloque monárquico’ al que muchos de sus dirigentes identifican con la represión del franquismo es de una simpleza intelectual alarmante”. “Es evidente que Podemos ni respeta la democracia, ni respeta a la monarquía ni respeta a la inmensa mayoría de españoles que se oponen a que la Generalitat rompa unilateralmente con España”. “Los excesos verbales de Iglesias, su floritura demagógica y su retórica mesiánica ya no calan como antes en una parte de la sociedad, la de la extrema izquierda populista, que empieza a percibir a Iglesias como un líder contradictorio anclado a un argumentario desgastado y carente de credibilidad”. “A las críticas por su cesarista concepción del liderazgo, se une un clamor interno contra su error estratégico en Cataluña”. “Defender el mal llamado derecho a decidir y a la vez declararse no independentista no seduce como mensaje, y además está haciendo un favor al PSOE”.

ABC 4. Editorial

EUROPA Y LA HUIDA DE EMPRESAS DESTRUYEN EL ESPEJISMO SECESIONISTA

“El independentismo ha construido la ilusión de la viabilidad económica de Cataluña sobre un suelo de engaños, verdades a medias y suposiciones aventuradas que los hechos están desmontando día tras día”. “Ni Bruselas puede aceptar una Cataluña independiente integrada en el euro, ni podría participar en el Espacio Económico Europeo sin la unanimidad de los países miembros, ni sería capaz de sostener una financiación pública satisfactoria, con un rating de la deuda actualmente en el nivel de bono basura y sin perspectivas de mejorar después de la secesión”. El informe de la Generalitat La situació de l’economía en un Estat catalá es “un resumen de tergiversaciones y apriorismos económicos que niegan la realidad”. “A la vista de los efectos de la secesión sobre el saldo comercial catalán y sobre su capacidad financiera, parece evidente que el PIB per cápita sufriría una contracción aguda y rápida”. “El engaño de una Cataluña más rica si se libra del resto de España (un discurso despectivo y supremacista hacia todo el país)tiene responsables intelectuales, instalados en la Generalitat y en las instituciones catalanas. También en los colectivos de apoyo que facilitan el narcótico económico de una Arcadia catalana independiente”. “El embuste continuará mientras no se contrasten las mentiras económicas secesionistas con la realidad implacable de Europa y de las empresas”.

EL PAÍS 12. Editorial

CAIXABANK Y LA ESTABILIDAD ROTA EN CATALUÑA

CaixaBank confirmó ayer que el traslado de su sede social a Valencia no es temporal. La entidad confía en una pronta resolución de una crisis que, “de prolongarse en el tiempo, podría causar muchos perjuicios a la economía española. En este sentido, es preciso llamar a la responsabilidad de todos los ciudadanos, no sólo la de los políticos, para que se mantenga la sensatez frente a los numerosos llamamientos de boicot a las empresas radicadas en Cataluña”. “Hay que recuperar la estabilidad extraviada en Cataluña, que ha obligado a muchas empresas a cambiar de sede, porque en ese envite también está en juego el crédito de España como nación”.

LA RAZÓN 3. Editorial

LA CAJA B DE BÁRCENAS

A la espera de lo que dictamine la sentencia definitiva, la Fiscalía Anticorrupción concluyó ayer que da por probado que el PP se benefició de la red corrupta liderada por Francisco Correa, pero también que el extesorero Luis Bárcenas se lucró a título personal del cobro de comisiones ilegales. “Por un lado, el informe final de la Fiscalía señala que esta trama financió algunos actos de campaña, razón por la que considera que el PP fue partícipe a título lucrativo, se benefició, aunque desconocía el origen delictivo del dinero”. “Sin embargo, por otro, afirma que Bárcenas no solo participó activamente en la red corrupta de Correa, sino que intermedió por su cuenta en adjudicaciones públicas y hasta metió la mano en esa presunta caja B del PP”, de modo que la gran fortuna que escondió en Suiza “fue fruto de su actividad delictiva”. “Así pues, todo apunta a que había una caja B, pero esta era de y para Bárcenas”.

ABC 4. Editorial

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar