Nueva línea de indemnizaciones desde Madrid sobre la ola de incendios

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha mantenido esta mañana una reunión con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez; los subdelegados del Gobierno en A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, así como representantes de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (FEGAMP) y de las diputaciones de las cuatro provincias gallegas.

En lo relativo a las ayudas que se dispondrán para los afectados por los incendios forestales, Santiago Villanueva dijo que ya está abierta la línea de ayudas que se regulan a través del Real Decreto 307/2005 en atención a determinadas necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica. Al mismo tiempo explicó que “estas ayudas van dirigidas a particulares, corporaciones e industrias así como personas que hayan colaborado en la extinción de los incendios”.

Alfonso Rueda valora la complejidad del trabajo de la Xunta y agradece el apoyo del Gobierno central.

Por su parte, Villanueva, resaltó que es necesaria la implicación de todas las administraciones, tanto autonómica como provinciales y locales, para lograr que la recuperación sea lo más rápida posible. “Se está recabando la información de los distintos entes implicados para que completen la documentación y se den los datos necesario para que se dé lugar a dicha declaración y las medidas complementarias que corresponda”, dijo Villanueva.

Asimismo añadió que en un primer momento “una vez realizado el trabajo prioritario de poner a salvo a las personas y bienes y extinguidos los incendios, ya se está trabajando en la declaración de zona afectada gravemente y para ello es necesario que se den los datos para la declaración”.


Villanueva también recordó que el operativo de carácter estatal implicó en la extinción de los incendios forestales en Galicia, del fin de semana del 15 de octubre, a más de diez medios aéreos del Ministerio de Pesca, Agricultura y Medio Ambiente, 720 miembros de la Unidad Militar de Emergencias y 161 vehículos terrestres y aéreos. Por parte de Guardia Civil y Policía Nacional colaboraron 1.828 agentes.

 En el balance inicial de daños señaló que, además de las cuatro víctimas mortales, se vieron afectadas 70 viviendas; 79 instalaciones; 49 vehículos; más de 2.100 personas tuvieron que ser desalojadas y por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad se realizaron 8.000 auxilios.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar