El Gobierno dice que las medidas “pueden adaptarse a las circunstancias durante la semana”

 

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una entrevista en Onda Cero, preguntada por la aplicación del artículo 155, dijo ayer que “el acuerdo está en el Senado y hasta el último momento los trámites permiten que pueda incluso adaptarse a las circunstancias que se planteen durante toda la semana”. No obstante, en caso de que Puigdemont no cambiase de postura, Sáenz de Santamaría dijo que perdería sus derechos como presidente de la Generalitat, igual que sus consejeros, y a todos los efectos legales, En ese sentido, una vez recibida la autorización del Senado para la aplicación de las medidas acordadas, Puigdemont “dejará de cobrar, no tendrá firma de presidente, no podrá adoptar decisiones válidas ni ejercer sus funciones”.

Respecto a cómo se organizaría la gestión del control desde Madrid de las consejerías catalanas, la vicepresidenta mencionó la “posibilidad” de que el presidente del Gobierno nombre un mando único para coordinar los ministerios que asumirían las competencias de la Generalitat, una vez que el Senado autorizase al Gobierno la aplicación de las medidas en virtud del artículo 155.

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, dijo ayer que el Ejecutivo y el Senado podrían cambiar las medidas a debatir en aplicación del artículo 155 si se produjesen novedades en Cataluña, y, en concreto, si se aprobara algún acuerdo novedoso en el Parlament.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar