Galicia, primera región europea que firma el apoyo en la actividad pesquera ante el brexit

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, expresó el honor de ser el primer responsable de una región europea que firma la declaración en favor de las comunidades ante el brexit.

Durante la apertura del seminario ‘Brexit: ¿Por qué amenaza el sustento de las comunidades pesqueras locales de toda Europa?’, que acoge a profesionales del sector y responsables políticos de toda Europa, Feijóo aseveró que, lejos de ser un problema sectorial o un problema territorial, el brexit es un reto colectivo que debe afrontar toda Europa. No en vano, la Alianza Pesquera Europea estima que optar por un brexit duro en el mar llevaría a reducir el beneficio neto de las flotas europeas en un 50% y la una caída del 15% de los salarios de la tripulación.

Feijóo destacó que este golpe a la pesca europea también afectaría a Galicia, que podría perder hasta un tercio de sus capturas, un 60% en los casos específicos de algunas especies. Ante esto, abogó por trabajar para reducir los riesgos derivados del brexit y enfocarlo como una oportunidad para perfeccionar la normativa europea.

Para conseguir este objetivo, recordó que durante el año pasado el Gobierno gallego dio ya varios pasos: “Encargamos un informe a los expertos en economía pesquera para analizar el impacto económico de un posible brexit duro; buscamos alianzas con otras regiones y Estados miembros para defender los intereses compartidos; y remitimos a las instituciones europeas un informe, elaborado por el Instituto Salvador de Madariaga de la Universidad de A Coruña, en el que se exponen varias soluciones para que el brexit no sea perjudicial para nuestra pesca”, explicó.

A lo largo de su intervención, el presidente de la Xunta aseveró además que la flota británica se vería seriamente perjudicada, “tanto o más que la continental”, ya que dos de cada tres toneladas de pesca británica que se exporta tiene como destino el mercado comunitario.

En esta línea, y para evitar una solución errónea que perjudique a todas las partes, Feijóo incidió en que Galicia apuesta por un acuerdo con el Reino Unido en materia de pesca, que pase por un intercambio de acceso mutuo pesca-mercado. Una posición que también comparte el Ministerio, la Comisión Europea y la Alianza Pesquera Europea.

“El futuro de la pesca no puede ser una moneda de cambio en las negociación del brexit. Debe ser una prioridad”, sentenció, a lo que avanzó que en el mes de noviembre a Comunidad gallega participará en la Conferencia de regiones periféricas marítimas que se organiza en Cardiff, donde se reunirán representantes políticos de las regiones pesqueras del Atlántico y el Mar del Norte, para procurar que las negociaciones entre Europa y el Reino Unido no sean un fracaso para ambas partes, sino un éxito compartido.

Feijóo hizo hincapié en la prosperidad económica, la cohesión social de las comunidades pesqueras y la sostenibilidad ambiental de los bancos de pescado y apeló al esfuerzo conjunto para que el brexit no suponga el final de los mejores valores del proyecto europeo: colaboración, cooperación y diálogo.

“La gestión conjunta de los recursos pesqueros fue un gran avance, que logró trasladar al ámbito político y económico lo que ya era una realidad en la naturaleza y en la actividad pesquera diaria. Aprovechar el brexit para intentar imponer fronteras para los pescados es un absurdo biológico, una manipulación de la Historia y una irresponsabilidad económica”, concluyó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar