Rajoy defiende la intervención en Cataluña ante una “situación límite”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró que en Cataluña se ha llegado a una “situación límite” que obliga al Estado a actuar y confesó tener la sensación de que “es lo que se pretendía por parte de algunos”.

>En rueda de prensa en el marco del Consejo Europeo, Rajoy dijo que hoy se aprobará aplicar el artículo 155 de la Constitución para que Cataluña “recupere la normalidad democrática”. “No defiendo las posiciones del Gobierno catalán, pero creo que las han defendido francamente mal. No se pueden dar más facilidades de las que se les han dado”, dijo. El presidente defendió que hará uso del 155 porque “no puede haber un territorio donde el Gobierno autonómico no cumpla la ley”, y se trata, dijo, de una herramienta constitucional que otros países europeos también prevén en caso de “situación de grave daño al interés general”. Lamentó haber tenido al presidente catalán, Carles Puigdemont, de interlocutor y señaló que “probablemente” con otro dirigente nacionalista en la Generalitat “no hubiera sucedido” esta crisis.

Rajoy evitó desvelar las medidas que aprobará hoy el Gobierno en aplicación del 155 y no se pronunció sobre si había acordado con el PSOE una convocatoria de elecciones en Cataluña, tal y como dijo la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, consideró “prematuro” decir cuándo deben celebrarse los comicios, ya que primero debe restablecerse la legalidad y recuperar la convivencia. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo insistió en que el objetivo del artículo 155 no es suspender la autonomía de Cataluña, sino devolverla a su legalidad, y agradeció al PSOE y a Ciudadanos su apoyo en estos “difíciles” momentos.

Hoy se celebra un Consejo de Ministros en el que se acordarán las medidas para la aplicación del artículo 155 de la Constitución que serán remitidas al Senado, cuya Mesa está convocada para la una de la tarde. Según EL PAÍS, entre las decisiones estará la destitución del presidente catalán y de todos sus consejeros, por lo que los distintos ministerios controlarán las funciones de sus consejerías homólogas. El Parlament no se disolverá pero las funciones del legislativo catalán se verán limitadas durante un periodo lo más breve posible con el objetivo de convocar elecciones en enero.

Por otro lado, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, apunta que ha transmitido al presidente del Gobierno su “visión sobre los elementos centrales” que debería comportar la aplicación del artículo 155, si bien apunta que la gestión y la aplicación de las medidas “son competencia del Gobierno”. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, precisó que “devolver la democracia a los catalanes” no significa estar con el PP sino “apoyando el Estado social y de derecho”. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, dijo que “lo más saludable para recomponer la convivencia en Cataluña” es que PuIgdemont “convoque elecciones”.

Mientras, la portavoz adjunta del PSC en el Parlament, Alicia Romero, insistió en que “no darán un cheque en blanco” al PSOE hasta conocer las medidas que salgan del Consejo de Ministros de hoy. El exministro Juan Majò comunicó su intención de darse de baja en el PSC por la postura de la dirección nacional en la crisis catalana y su respaldo a la acción del Gobierno de Mariano Rajoy de aplicar el artículo 155.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, consideró que la posibilidad de que el Gobierno convoque elecciones anticipadas en Cataluña no solucionará nada, y que la decisión le corresponde al Parlamento catalán no al Ejecutivo de Mariano Rajoy hacerlo “por la fuerza”.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, instó a los gobiernos central y catalán a “renunciar a ganarse los unos a los otros con regates en corto” y defendió una solución dialogada que sólo puede llegar “a largo plazo” con un referéndum “pactado y acordado”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar